Mireille Havet y Valérie Rouzeau iluminan la ciudad negra

Cuando escuche la primera vez el al álbum Black City Parade, la voz que escuchamos los primeros segundos del Black Ouverture, la identifique de quien se trataba, pero en cuanto al texto no tuve ninguna idea de quien era. Por lo que tuve que averiguar y escribir un poco lo que encontré.
Mireille Havet,  en diferentes etapas de su vida
Video subtitulado del Black Ouverture, leido por Valérie Rouzeau, quien también ya había colaborado en álbumes anteriores, un extracto de su diario intimo 1919-1924, tomo II de Mireille Havet. 


Mireille Havet

En el blog I would prefer not to... de Raphaël Juldé, publica "Mireille aux enfers", donde retrasa muy brevemente la vida de la poeta Mireille.

Nacido el 04 de octubre 1898, escritora y poeta, cuyo trabajo se mantuvo en secreto durante muchos años hasta su publicación por Claire Paulhan, setenta y cuatro años después de su muerte. Mireille Havet habría podido quedar como una vaga figura del medio artístico parisino de los años 20, autora olvidada de poemas y de una corta novela corta, Carnaval, sin embargo, Claire Paulhan desterró los diarios íntimos, gracias a Dominique Tiry, nieta de Ludmila Savitzky, amiga y heredera de los escritos personales de Mireille.

En 1931, la foto del pasaporte de su pasaporte es sorprendente: pelo corto, con raya al lado, una corte masculino - su rostro refleja los accidentes de la vida, el sufrimiento, la desesperación. Ella lleva un traje de hombre, una corbata. Esta a un año de su muerte (21 de marzo de 1932).

La joven Mireille sacudido por las guerras que mataron a Apollinaire (quien publicó sus primeros versos) y a sus amigos de la infancia, escribió el 26 de septiembre de 1922.
"Nuestros maestros están muertos y estamos solos. Hay que contar que la incoherencia de nuestra época viene de este vacío accidental de talentos,  inteligencias suprimidas por la muerte. Nuestra generación no es más una generación, los que quedan, el peor y el remanente, de una generación que prometía, lamentablemente, más que ninguna otra, todo en el mundo está devastado, todo.

Y nosotros, niños mimados, nacidos por el placer de la tarde, la suavidad de las lámparas, el crepúsculo que esboza, aquí estamos en pleno Apocalipsis, nos gusta todo lo que termina y todo lo que muere, por esta razón sin duda todos nuestros amigos murieron, nuestro desafío es sobrevivir allí".
En un articulo del diario Liberation del 09 de agosto del 2012, toma lo que Valérie Mréjen evoca en su libro Forêt Noire el diario de Mireille Havet, ella dice: "Ella escribe simplemente su amor por las mujeres, sin rodeos. Aunque ella evoluciona en un ambiente de artistas sin duda menos homófobo que el conjunto, esto me impresionó. ¿Acaso esto significa que su diario es el único espacio donde puede decir lo que es y lo que quiere?" dice la también escritora y artista.

"Es su lucidez de la muy joven mujer que demando esmero. Estar en el umbral de su vida, y llenada del deseo que todo llega, a pesar de que esta esperanza violenta es contrariada por el contexto histórico. Ella acentúa este sentimiento que describe a las mil maravillas, pero que todo adolescente conoce: la ociosidad y la esperanza mezclados, el deseo de construir una vida, frenado por una forma de nihilismo." remarca la discreta V. Mréjen.

Por un lado vemos que Nicola abre el álbum y los conciertos del Black City Tour, con un rock-pop electro y, por otro lado tenemos a Mireille Havet con sus textos de amor y la voz sublime de Valérie Rouzeau que iluminan la ciudad negra (Black City).

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.