Indochine es Indochina - A 25 años del Tour 88 en Perú

¿Cómo nació la idea de hacer 4 conciertos en el Perú? ¿Quiénes gritaban "la bomba francesa"? O quizá usted quiere saber ¿Qué es la "Indosinergía"? ¿Cuál fue el balance de Nicola Sirkis sobre la visita al Perú? Aquí una breve mirada después de los 25 años de la visita de Indochina al Perú, con el "Tour 88".

Algunos decían que Indochina era un grupo anglosajón, otros aún más avezados decían que era portugués y, unos pocos cultos aseguraban que las dos versiones u otras eran falsas. Tampoco era importante conocer la lengua de Voltaire para bailar, saltar, corear al ritmo de L'Aveturier, Salômbo, 3ème Sexe, etc., lo que importaba era disfrutar cada segundo del concierto y de su música.

Para recordar el Tour 88 en el Perú, voy a desarrollar este tema por etapas; desde la génesis de la llegada de la música de Indochina, luego pasaré por su estadía en el Perú, adicionaré lo que dijo Nicola y para terminar mencionaré que tanto se hizo en Perú, en materia de infraestructura para eventos culturales desde hace 25 años. En cada una de estas etapas adicionaré, precisaré e iré a demostrar informaciones falsas sin dejar de lado mis críticas y comentarios.

Lo que me motivó a escribir estas cortas líneas es simple. En primer lugar para contrarrestar los estereotipos y clichés dejados por una pésima prensa escrita y televisada de esa época que cubrieron la noticia sobre Indochina, aunque en a actualidad la prensa siguen en esa linea. En segundo lugar para destruir los mitos y falsedades que se crearon y se fueron aumentando a través del tiempo, lejos de verificar las informaciones, no hicieron más que crear confusión entre la gente, sobre todo en la gente de las últimas generaciones (me dirijo a ellas de manera especial, para que sepan la verdad) ¡Allí voy!
Foto reproducido del Libro Indochine (3)
Comprometido con la verdad, la razón y el gran respeto que tengo por Indochina y a mis lectores que me siguen, así como a los que recién llegan a esta página (desde ya les doy la bienvenida), quiero decirles que continuaré escribiendo sin llegar al fanatismo (amigos de la irracionalidad, incitados a la intolerancia que deliran por sus miedos) para hacerles llegar todo lo referente a Indochina. En esta oportunidad haré un "tour " de textos por los 25 años del Tour 88.

Indochine es Indochina

Seguro que usted ya se percató, dado que es la primera vez que escribo el nombre del grupo en español, es decir Indochina y no Indochine. Pero vayamos a la década de los 80 para entender mejor el tema. En esa época unánimemente los "periodistas", conductores de radio y todo el público lo "castellanizaron" el nombre del grupo. Todos o en su casi absoluta mayoría de los medios de comunicación titulaban sus notas con "Indochina". Algo insólito, porque ningún grupo había sufrido tal metamorfosis en su nombre, digno de la obra de Franz Kafka desde la primeras lineas de la historia para quedarse en el corazón de los peruanos. En otras palabras, en el Perú simplemente IndochinE es IndochinA (en esta publicación usaré Indochina, salvo si debo hacer citaciones) y, los múltiples archivos lo atestiguan.

El origen de la idea de hacer el concierto en Perú

Empezando con la exterminación de mitos. En principio decir o afirmar que la Alianza Francesa y Air France fueron los de la idea de traer a Indochina, es un mito tan extendido que está lejos de la verdad. El libro L'aventure Indochine (1) retrasa muy bien el antes, el durante y el después del viaje de Indochina a tierra Inca en los años 80, por lo que citaré algunos textos de ese libro y de otros para aclarar y entender mejor la historia.

En realidad todo empezó por una micro empresa familiar de discos llamado El Virrey, lamentablemente hoy ya no existe, en gran medida gracias a los "amigos" de la piratería, quienes destruyeron a toda la reciente y poca industria musical que se venía creando en esa época. La génesis de esta historia empezó en el verano de 1986, en las oficinas de la señorita Virrey, quien abre el pequeño paquete que viene directamente de Europa. Los últimos discos salidos en España. La joven dama, directora artística conoce bien que los únicos discos que se venden en el país son las que se cantan en español y, hablar de Madona o U2 no son más que unos nombres que evocan a penas cualquier cosa.

La señorita Virrey tiene, a pesar de todo, una mirada de atracción por la hermosa cubierta del disco de un grupo francés que ella no conoce nada. el disco se comienza a vender un poco en España, razón por la cual el disco se encuentra en su oficina. Ella prueba el disco de vinilo de 45 Tours del 3ème Sexe. La voz, el ritmo, los arreglos, todo le gusta. Hay que darle una oportunidad a esta canción. Uno de sus contactos de una importante radio de la época, lo pasa en la radio diciendo "para ver", sin dudar un solo segundo del entusiasmo que esto va suscitar (p. 98). Como en otros países fuera de la Francia, el público se siente atraído por este ritmo y piden a la radio, las radios continúan emitiendo y los vendedores de discos son "bombardeados" de pedidos por un álbum que aún no es distribuido en el Perú. El número de seguidores iban aumentando de manera increíble, nadie (o casi) podía quedarse indiferente a esta música tan diferente, tan particular de Indochina.

Indochina en carne y hueso

La pequeña disquera, El Virrey, se percata que esto es una buena oportunidad y negocia los derechos del otro disco de vinilo de 33 Tours, el Live au Zénith que viene de salir en Francia. En algunos días miles de copias encuentran compradores y las cifras llegan a 150 000 ventas a inicios de 1988, un récord en un pequeño país, que apenas tenía el 68% (20 millones 867 mil) de la población actual (30 millones 475 mil).

Número uno en ventas en Perú. La noticia es enorme, que llega a la prensa especializada parisina, muchos creen que es una falsa alarma. Un grupo francés que desencadena la histeria a los antípodas. Esto es inaudito. E Indochina hace todo lo posible para robustecer ese éxito. La idea de hacer un concierto en Perú toma forma. Más aún, cuando un promotor local (Perú) de espectáculos, asociado a la radio Panamericana, se interesa. Pero los obstáculos financieros y técnicos son innumerables. Tomará más de ocho meses para poner todo en regla. Sin embargo, estuvo a punto de cancelarse todo a último momento.

Para hacer un sondeo o verificar el ambiente, Indochina envía una delegación a Perú a cargo de su secretario, quien al llegar a Lima, es recibido como un príncipe: Limousine, champan, hotel de lujo y conferencia de prensa. Y él confirma: sí, el potencial esta allí; sí, los jóvenes peruanos tienen las ganas de ver a Indochina en carne y hueso (p. 98-99).

Cyclope

Afirmar que Indochina fue el primer grupo de rock francés en visitar al Perú, es otro mito a exterminar. Casi un año antes de la llegada de Indochina al Perú, otro grupo francés llegó para presentarse en la muy popular Feria del Hogar, cuando este último recién tenía sus primero 5 años. El grupo en mención fue Cyclope quien hizo bailar el 21 de julio de 1987 al público con la adaptación al rock (2) de L'hymne à l'amour, un tema de Edith Piaf, otra grande referencia de la música clásica francesa.

Cuando Cyclope regresa a París, efectivamente se le dice a Nicola Sirkis que en Perú las canciones de Indochina son unos verdaderos éxitos. Evidentemente estos comentarios motivaron a Nicola para tomar la decisión de viajar.

Lanzarse a la aventura

Una vez tomada la decisión, el grupo toma el riesgo de lanzarse a la aventura, de transportar toda la logística, los técnicos y tres toneladas de material. Una apuesta arriesgada financieramente, sobre todo porque el precio de las entradas al concierto no puede ser demasiado alto en el Perú. Sin embargo el precio es fijado a 3 dólares; con ese precio se está muy lejos de cubrir todo el desplazamiento.

Para hacer frente a este problema, el grupo decide dejar integralmente el dinero que les corresponde y sus técnicos dejan el 50%. Sin embargo esto no es suficiente. Pero Nicola quiere de una vez cruzar el Atlántico, entonces urge encontrar a los patrocinadores: La Alianza Francesa que promueve la cultura francesa en el mundo entero y Air France que quiere hacerse más publicidad para posicionarse en esta parte del mundo (luego de unos años desapareció el vuelo directo Lima-París, recién después de junio del 2011 se vuelve a reiniciar el vuelo Lima-París y viceversa) responden inmediatamente; es así como ellos aparecen a la lado de Indochina. Al fin la prensa peruana pueden anunciar en sus portadas las fechas de los conciertos. Los seguidores del grupo alegres como nunca.

El APRA, los terroristas del PCP - SL y el MRTA

Ante el incuestionable éxito de las canciones del grupo en el Perú, el gobierno aprista de esa época con Alan García Pérez en la presidencia, en plena debacle económica, la presencia de narcotraficantes, la elevada presencia de corrupción en las instituciones y, sumado a ello la lucha contra los dos grupos de terroristas : el marxista, leninista y maoísta - Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (PCP-SL) y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA);  la venida de Indochina no es bien visto por el gobierno.

Ates de continuar, aquí quiero hacer un pequeño paréntesis. Jamás debemos olvidar estos crimines cometidos por las Fuerzas Armadas del Perú y, por los dos grupos de terroristas. Le pido que acceda a estos enlaces: El Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación y, el Anexo 2 de ¿Cuántos peruanos murieron? Nadie debe ignorar ese oscuro pasado ni mucho menos ser indiferente al dolor de familias que perdieron alguien miembro de su familia y/o están desaparecidos hasta hoy en día. La mejor manera de conocer la verdad, es viajar al interior del país e investigar.

Regresando al tema. El aprista y Diputado, Abdón Vílchez Melo, acusa al grupo de venir al Perú para robar al país (pero los apristas son los ladrones de siempre), afirmando que Indochina reclama 500 000 dólares para presentarse y que el grupo tiene un pedido para ser exonerado de impuesto. Las autoridades inmediatamente desmienten esa versión y el famoso diputado en su afán desesperada de salir del anonimato, busca la forma de continuar con los líos; ahora se agarra con las letras de Indochina, que él los envió a traducir y, que lo encuentra particularmente libertino.

Todos los textos tuvieron que ser traducidas, no había mucho problema hasta que leyeron - "Amo a esta chica de cabellos largos. Y este chico que podría decir no. Y nos tomamos de la mano, una chica de apariencia masculino, un chico de apariencia femenina" - eran las letras de 3ème Sexe. Explota un gran escándalo.

Cito el texto mencionado en el libro:
¡Este grupo hace la apología de la droga y de las relaciones homosexuales! ¡Hay que prohibir el acceso al territorio nacional! (p. 99).
Felizmente hubo otro que vieron de otro modo la visita de un grupo de rock extranjero. Muchos otros diputados responden: Indochina es la expresión de las fuerzas vivas de nuestra juventud.

Pero el diputado insiste que este rock no contribuye en nada a la cultura peruana y merma la integridad moral.

Vuelvo a citar otro texto del libro:
El aporte cultural de este concierto es nulo para nuestro país, protesta el diputado. Yo no estoy contra el rock, sino yo creo que hacemos daño a la identidad cultural de nuestros jóvenes y a su integridad moral. (p. 100).
Desde mi punto de vista, la identidad no se pierde cuando uno accede a otras culturas, sino todo lo contrario, refuerzas las tuyas para marcar la diferencia. En ese sentido mientras uno conozca su historia y se identifica con lo suyo, no se perderá nuestra cultura. Si continuamos practicando algunos legados de nuestra gran civilización Inca, el Perú seguirá siendo Perú y, por otro lado Indochina seguirá siendo Indochina. Lo que si destruye a la juventud, a la sociedad, a la cultura, etc. son las prácticas de algunos difusores o promotores de las trivialidad inmundas que reducen a "fiesticilas" o seudofiestas inútiles a toda una gran riqueza que tenemos en el Perú.

En esta parte quiero hacer otro pequeño paréntesis. Indochina realizó el sencillo Un Ange à ma Table en japonés y, ¿Por qué no podría hacerlo en lengua de muchos peruanos : en español, el quechua u otros (ver el video)? Dimitri estando en Perú dijo: "Si decidimos grabar en otro idioma, será en español, no en Inglés". Es aquí donde debería jugar su rol el nuevo Ministerio de la Cultura, para difundir nuestra cultura.

Es triste y desalentador escuchar la patética frase: "El Perú está de moda". Lo cual es una clara evidencia de una carencia de crítica y amor por el Perú. Aquellos que lanzas esa frase, dejan al descubierto que no más que unos simples repetidores de la vulgaridad y sin raciocinio. Todos hemos escuchado frases como: "la moda de los 60", "la moda de los 80", etc. Y, ¿Usted se habrá preguntado mínimamente que es eso?

Para los que aún no pueden asimilar eso, lo que usted debe entender mi querido(a) lector(a), es que el Perú es una República y no un objeto que se vende al mejor postor como los objetos de "moda" o, simplemente lo enviamos a la basura cuando pasa de "moda". ¡Basta de tanta mediocridad mercantilista! Dejemos el tema ahí por un rato, continuemos con Indochina.

El debate: ¿Indochina debe venir o no al Perú?

Regresando al tema después del pequeño paréntesis. El debate si debe o no venir el grupo francés se intensifica, la prensa no deja de hablar, ni de escribir todos los días sobre Indochina (principalmente el diario La República y El Ojo). Incluso se estaba viendo la posibilidad de anular todo. Un simple concierto (pero no fue simple, así quedó demostrado) se convierte en un verdadero asunto de Estado. "¿Indochina debe venir o no al Perú?" titulaba un diario local. Entonces los miles de seguidores del grupo, apoyados por algunos diputados salen a las calles de Lima para manifestar su apoyo para que Indochina venga. Finalmente los conciertos son confirmados. Fin del primer acto.

Inquietudes sin respuesta para siempre

Particularmente, tenía la intención de hacer algunas preguntas al aprista Vílchez Melo, para conocer su versión después de 25 años; si aún él continuaba con esas ideas, si las letras de Indochina eran verdaderamente nocivos para la juventud peruana, si las letras incitaban a la homosexualidad y, sobre todo después de todos los líos; para quién había pedido el autógrafo del grupo. ¿Quizá para su hija Nidia Vílchez (ex-congresista aprista)? o para su sobrina como se dijo en esa época. Algunas de mis inquietudes se quedarán sin respuesta para siempre, porque cuando estuve a punto de tomar contacto, me enteré que el diputado ya había fallecido el año pasado (23 de mayo 2012). QEPD.

"La bomba francesa"

El cuarteto (Los gemelos Nicola Sirkis y Stéphane Sirkis, Dominique y Dimitri) parten del Aeropuerto de Rossy (París) a bordo del vuelo 202, en un gran portador de Air France; en los compartimientos de equipajes se encuentran toneladas de materiales de sonido e iluminación. No hay razón para proponer a los hijos del sol un concierto de baja calidad (p. 100). Horas más tarde llegarían a Lima, cansados y ansiosos por los días a venir. Un calor humano los recibió desde el primer paso fuera del avión, el cual los seguiría durante toda su estadía.

Pero, eso no era todo, el grupo ignoraba lo que le esperaba a unos metros más adelante. El verdadero contacto inicia cuando dejan el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez para dirigirse a su hotel, miles de seguidores con banderolas en mano gritaban "la bomba francesa" pegados a las rejas de seguridad, la fuerza fue descomunal que la policía tuvo que usar su porra para controlar la situación, fue como si estuvieran reprimiendo alguna manifestación; todo esto bajo la lente de las cadenas de televisión que transmitían en directo la llegadas de Indochina.

El cuarteto es empujado a la Limousine que los espera con las puertas abiertas para llevarles a toda velocidad al hotel escoltados por motos. Los "indoboys" no pueden creer lo que está pasando. La forma de como los seguidores franceses mostraban su cariño con el grupo, era prácticamente ridículo frente a la energía desbordante de los peruanos.

Creían escaparse de la multitud, pero no contaban con la habilidad de sus seguidores - frente al hotel el mismo ambiente de locura se repetía - otra vez la policía tiene que intervenir para despejar el paso. Cuando alguien del grupo intenta mostrarse en la terraza de su habitación del hotel, el clamor de los grupos de personas que están en los exteriores del hotel se hace sentir. Difícil para ellos soportar esta experiencia. Cada salida para dar sus conferencias o hacer una sesión de fotos, siempre estuvieron escoltados. Situación difícil para Nicola Sirkis, quien se queda finalmente encerrado en su habitación.

¿Por qué en el Coliseo Amauta y no en el Estadio Nacional?

Primero, porque es un poco irracional hacer un espectáculo musical en un ambiente destinado para el deporte. Segundo, la infraestructura no siempre es la mejor en materia de sonido, aunque esto pasa desapercibido para la mayoría. Sin embargo los criterios de la elección para el concierto de Indochina fueron otras.

Llegó el viernes 29 de abril de 1988, fecha del primer concierto del grupo, quien bien habría podido presentarse en el algún estadio de fútbol, pero las medidas de seguridad no eran suficientes, los peruanos tenían la habitud de expresar su gran entusiasmo deportivo lanzando petardos, cohetes en llamas u otros objetos. Es en ese entonces que deciden presentarse en el Coliseo Amauta, el análogo al Bercy parisino. Esa noche asistieron 11 000 espectadores, entre ellas adolescentes que desbordaban energía inestimables.

El cambio de canciones - los acústicos no van con los peruanos

Visto que la energía de los jóvenes fue fuerte, interpretar canciones lentas o en acústico esto no funcionaría con los hijos del sol, entonces el grupo retiró sus canciones lentas para complacer a su público. Nicola dice: "....Todo el mundo gritaba y bailaba en un total espíritu de fiesta. Esperaban de nosotros un concierto muy energético, por lo que hemos retirado todas nuestras canciones lentas excepto 700 danses. Entre cada canción, el público nos gritaba "Los amamos"..."(p.101)

No había lugar a la distracción, todos los sentido estaban en una sola dirección - vivir al máximo el concierto - y se querías disfrutarlo, mejor era no intentar traducir o comprender las letras. Simplemente se coreaba como mejor uno podía entenderla, muchos gritaban algo así como: "Don Laru detienen a tu chaman, maquillado como.... Garzón Filaura estúpida, hábil como mafia en se ... ¡Oh se prende la mano! ¡Oh se prende la mano! ...". En fin, la intensión era que contaba.  

Durante todo el concierto, francamente con entrega total tanto por el lado del y del lado del grupo, llega el fin del concierto y, cuando el grupo sale del Amauta, los adolescentes que estaban completamente excitados van al encuentro del grupo, es aquí donde interviene otra vez la policía para liberar el paso. Al día siguiente se volvería a repetirse el mismo ambiente.

La "Indosinergía"

Las canciones de Indochina a diferencia de sus congéneres de los años 80, trasmite una energía sui géneris. Esa energía liberada es más contagiosa que cual cualquier virus mortal, con efectos difíciles de predecir. Nicola dice: “Salimos del escenario completamente cansados. Físicamente, fue muy duro". Evidentemente para entrar en armonía con el público peruano, era difícil salir sin cansancio. La energía que emite Indochina a lado de Nicola Sirkis, se encuentran en un momento dado con la energía que viene de su público, este contacto produce un singular fenómeno a la cual le llamé la "Indosinergía" - imposible experimentarlo si uno de ellos no existe.
 
El clip que nunca vio la luz

Terminó los conciertos del 29 y 30 de abril, los dos siguientes serán dentro de una semana; el grupo tenía previsto conocer verdaderamente un poco el país, ya que estuvieron en un hotel de lujo el cual esconde la realidad. También está previsto hacer alguna toma fílmica para hacer un clip, pero esto será imposible. Cada aparición de Indochina genera disturbio.

Entonces para aprovechar sus horas libres, Stéphane y Dimitri intentaron ir a la discoteca. En pocos minutos, se formó un círculo de 300 personas.

Machu Picchu y la Amazonía


Dentro de las actividades programadas para el grupo, también está previsto ir a Machu Picchu. Pero a vísperas del día planeado, la televisión anuncia el desplazamiento y pide a la población a darles una bienvenida triunfal. Es demasiado la movilización de la gente e Indochina no tiene el valor para hacer frente a nuevas escenas de histeria colectiva. Entonces Stephane Sirkis parte solo a Machu Picchu, mientras que los otros tres parten a la Amazonía. Otra vez la televisión los sigue de cerca. Finalmente llegan al lugar donde están los pueblos autóctonos. Nicola al fin respira tranquilamente.

Nicola recuerda esa época. Cito parte del texto: "Nos encontramos con la gente autóctona de la selva, con grupos de salsa, con quienes tocamos "La Bamba"... Dominique pescó, Dimitri hizo sky náutica e hicimos una caminata en la selva. Fue nuestro sólo día de relajación" (p. 102).

Dominique tiene un buen recuerdo de ese momento, quien jugaba a la pesca viviente, es decir atrapaba a los peces y los devolvía al río y, así continuaba distrayéndose como un niñito. "No me aburrí molestando a las pirañas del Amazonas en compañía de la gente autóctona. No es necesario una caña de mosca, en este caso: un palo, una cuerda, un gancho y una miga de pan es suficiente. A pesar de las moscas, capturamos decenas de pirañas", declara el compositor principal de Indochina de ese entonces.

El "amigo" inventando historietas

Sus días de descanso, muy bien merecidos que se tomaron los miembros del grupo llega a su fin y deben regresar a la capital para enfrentar una vez más la hostilidad política de su "ami" (amigo), el ya famoso diputado que ya había estado propagando historietas mientras el grupo estaba de viaje al interior del país. En efecto este "amigo" afirmaba que "Indochine se fugó del Perú a bordo de un Boeing". Felizmente el público no le creyó. A esto se sumaron los panfletos que desinformaron a la población con total impunidad en nombre de la libertad de expresión. Finalmente la verdad se impuso, frente al falso "amigo".

Empresarios y promotores irresponsables

Mientras ese "amigo" ya no sabía qué hacer para continuar con su auto-guión, surge otro problema. Esta vez, el asunto es el dinero. Un empresario argentino (Eduardo Val) denunció al empresario peruano organizador de conciertos, reclamando una parte de los beneficios de la gira, porque sería él quien habría "descubierto" al grupo. Esto sí que es una payasada de la más neta y pura, aparte de narcotraficante ahora es "descubridor".

Siempre no faltarán los que andan contando mitos e incluso hasta se autodenominan de mil maneras - ¡más patéticos estos miserable! Es necesario desmitificar a los charlatanes, porque el público y mis lectores se merecen un respeto y deben conocer la verdad. Desenmascarar a los empresarios que dejan mal la imagen del Perú a nivel internacional y deberían ser sancionados por perjudicar a todo un pueblo.

Prohibido dejar suelo peruano

Estos líos de malos empresarios, perjudicaron a Indochina. Un juez estima que el asunto es serio y debe ser examinado y exige que el grupo no deje suelo peruano hasta que tenga más claro la información. El cuarteto es obligado a quedarse una larga semana en este ambiente de locura y revuelo total. El grupo comienza a preocuparse de la situación, más aún cuando son forzados al aislamiento en su hotel, esperando los dos conciertos del fin de semana (06 y 07 de mayo).

Los grandes rockeros franceses permanecieron en un hotel de lujo como si se trataría de turistas, escondiendo zonas ultra-sensibles (i.e. Saint Dennis en París) de Lima. Cito un texto de una revista, reproducida en el libro:"...Pude pasearme solo en las calles de Lima una sola vez. ¡Era las seis de la mañana!" (p. 103), declaraba uno de los miembros de Indochina.

La música y los libros son vetados

Prohibir el acceso al arte, a la cultura, a la música, a la ciencia y, a todo lo que pueda contribuir a la formación integral científico-humanista del hombre; es el peor crimen que se puede cometer contra todo un pueblo. Mientras los empresarios irresponsables respondían ante la justicia, el diario La República titulaba - Juez embarga instrumentos a Indochina - acompañado en la parte superior la frase : "Si hoy vetamos la música, mañana pueden ser libros". Desconozco de quien fue la frase, pero el tiempo termino dándole la razón, porque unos años después, en los años 90 el corrupto y dictador presidente de ese entonces ordenó saquear los libros de las bibliotecas familiares y, de las Universidades Nacionales. Fue triste ver como muchas familias tenían que quemar o esconder sus libros, antes que el Ejercito del Perú llegue para llevárselos.

Indochina libre de todo problema

Dos días después del último concierto, es hora de bajar las cortinas del hotel y preparar las maletas para regresar a Francia. La justicia peruana determinó que el grupo no tenía que comparecer frente al tribunal, porque Indochina no había hecho más que honrar un contrato de trabajo. El conflicto entre empresario no les concierne.

Regresan cansados a Francia por esta aventura en tierra Inca, enseguida realizaron cuatro conciertos en el Zénith de París.

Balance de Nicola Sirkis

Después de la experiencia en Perú, las cosas cambiarían para Indochina, los marcaría fuertemente haciéndoles reflexionar sobre su futuro, Nicola dice: "Tomamos enormes riesgos yendo al Perú. Pero valió la pena. Esas dos semanas han sido tan fuertes que toda la gira francesa y, nos hizo reflexionar sobre nuestro futuro. En este momento se está escuchando que el grupo va separarse, yo respondo, sin odio y sin desprecio, que el grupo no atraviesa ninguna crisis. Nos encontraremos, más unidos que nunca, en un quinto álbum" (p. 104), citación de Rock News.

Lo oficial no siempre es la verdad

Antes de continuar, quiero compartir con ustedes otra información, creo que es importante que lo sepan. En el año 2010, Jean-Eric Perrin publicó el libro Indochine (3), quien dijo que era la oficial o la autorizada por el grupo y Nicola Sirkis. El libro en mención retrasa los 30 años de carrera del grupo.

Es un libro de 312 páginas, en ella encontramos apenas casi dos páginas entre fotos y texto sobre Perú. Las declaraciones de Nicola con foto incluido no cubren ni el 50% de una página, el resto, otra vez con foto incluido al parecer son los testimonios de Dimitri, digo al parecer, porque existen ciertas incongruencias.

En dicho libro existen errores, al menos en la parte consagrada al Perú las podemos encontrar, que hasta hoy nadie remarcó. Dimitri dice (ver imagen subrayado en rojo) : "Sólo hicimos una salida, Nico y yo salimos a la Amazonía [...], mientras que Dominique y Stéphane fueron a Machu Picchu"(p.78). Lo citado anteriormente es falso. Solo Stéphane fue a Machu Pichu con sus amigos.
Extracto del libro Indochine (3) (p.78)
También Dimitri dice en ese mismo libro que no recuerda bien lo que hacía Dominique, porque sólo se veían minutos antes de subir al escenario para los conciertos. En otras palabras no recuerda que Dominique jugaba con las pirañitas en la selva, probablemente sea cierto. Pero lo que no es cierto es que Sominique fue a Machu Pichu con Stéphane. Una foto presente en ese mismo libro lo desmiente categóricamente a Dimitri, porque en ella podemos ver a Dominique y Nicola juntos sobre una canoa en la selva.

Estimados lectores es posible que muchos "fans" se estén ofuscando con esto, pero estoy siendo objetivo. Lo que escribo son con pruebas y fuentes verificables. No es mi problema si a alguien no le gusta la verdad

¿Aún usted tiene dudas? Espero que no. Si leíste con atención las declaraciones de Nicola; líneas arriba, ya es suficiente. Sino a lo Napoleón - las imágenes antes que las palabras. Aquí la tiene estimado(a) lector(a).
En el Perú, Nicola y Domnique en paseo sobre el Amazonas (3) (p.79)
Al parecer el autor del libro se olvidó verificar sus textos y de constatar si era coherente con las fotos que incluyó. Ante esto al menos quedan dos posibilidades factibles - que Dimitri exageró en sus declaraciones o que el autor escribió mal. En todo caso lo oficial no siempre es la verdad.

Continuando con este mismo libro, de Jean-Eric Perrin, Aquí el texto integral de Nicola Sirkis sobre el Perú:
"¡Perú, una gran desgracia! Indochine au Zenit había tenido éxito allá, habíamos terminado la gira en Francia en marzo-abril, y despegábamos para Perú, para quince días. Fue un infierno. Acababa de separarme de Marion, nos encontramos bloqueados en este país, sin pasaportes. Fuimos seguidos por una horda de periodistas, el grupo ultraviolento del Sendero Luminoso nos amenazaba, por lo que estuvimos resguardados por los policías las veinticuatro horas del día. Ademas había un problema de justicia, porque el productor de los conciertos había vendido por encima del precio al grupo a un productor local que era un gran narcotraficante. La corrupción estaba por todos lados, para hacer cuatro conciertos en Lima frente a cuarenta y cinco mil personas, sinceramente habían vehículos contra incendio, era un infierno. Habíamos llegado a la cima del exceso. Al regresar, quería parar todo" (p. 78).
El definitiva, el éxito en el Perú quedará como un fenómeno único en la historia del grupo. Pero también el Tour 88 fue de la toma de conciencia de las dificultades para imponerse en la escena internacional. Sin embargo el futuro sería distinto. Fin del segundo acto.

El Perú, 25 años después del "Tour 88"

Es imperativo no dejar de lado otro aspecto importante - las infraestructuras para eventos culturales - en estos últimos 25 años. Si a Indochina, su viaje le hizo reflexionar sobre su futuro; en Perú las autoridades se quedaron en estado de zombi.

Pasaron 25 años, no tenemos otras infraestructuras similares al Coliseo Amauta (y las que existen, muchos fueron construidas antes y durante los años 80); pasaron 25 años, el periodismo prácticamente no existe; pasaron 25 años, la industria musical no existe; pasaron 25 años, la corrupción siguen imperando por todos lados; pasaron 25 años, el narcotráfico sigue existiendo; pasaron 25 años, la inseguridad en las calles sigue existiendo; pasaron 25 años, ninguna municipalidad construyó centros culturales; pasaron 25 años, sólo tenemos 4 pequeños coliseos en Lima y Callao (El Eduardo Dibós, 6 000; el Manuel Bonilla, 4 000 y el Miguel Grau del Callao, 4 000) si sumamos sus capacidades no alcanzan al del Amauta (20 000). Ingenuamente o intencionalmente muchos ignoran o quieren ocular esta realidad tangible. ¿O porque hay unos soles más en bolsillo, algunos se dan el derecho de ignorar los problemas? Y, algunos jóvenes adultos dicen "el Perú ya está como antes, ha mejorado". ¿Así? Yo tengo serias dudas en eso. Mientras sigo observando como engañan a mi pueblo, mientras haya pobreza, mientras no somos capaces de crean algo para beneficio de la mayoría, mientras nuestra educación no mejora, mientras la destrucción de sus modos de vida, robos asesinatos, incitación a las "fiestecillas" donde abundan la prostitución, la droga y, todo aquello que destruye a la juventud peruana; no puedo decir que el "Perú ha mejorado".

Si no tenemos infraestructuras para estos fines y, accesibles para todos, estamos privando a los artistas y al público al acceso y difusión de la cultura, deporte, música, etc. Una cruel realidad a la cual las autoridades deben cambiar sus lineamientos de sus políticas. Mínimamente cada municipalidad debe tener su propio coliseo y en todo el Perú. Tarea pendiente.

De Chacra Ríos a "Agua Viva": Una evidencia del poco interés cultural

En esta parte, para ya ir terminando, voy a hablar un poco sobre el Amauta. En 1945, la Plaza de Toros de Lima o simplemente La Plaza de Acho, fue remodelada para aumentar su capacidad a 13 000 espectadores. Sin embargo cada día el gusto por ver como muere un toro va creciendo. Ante esto un conglomerado de  empresarios decidieron construir otra plaza moderna con capacidad para 20 000 espectadores - la llamada Monumental Plaza de Toros de Chacra Ríos (4) - pero poco tiempo tuvo vigencia. La gente dejó de ir aduciendo que los asientos no eran los adecuados o que había mucha corriente de viento (en esa época no tenía techo) que impedía su labor al asesino de toros - era el primer abandono.

En 1968, esta plaza se convierte en la primera sala cerrada más grande de toda Sudamérica, es rebautizado como el Coliseo Amauta, un espacio multifuncional donde se podía acceder a diversas presentaciones (box, vóley, circos, conciertos, baloncesto, música, danzas, etc.) similares a las recientes salas europeas. En los años 80, bajo la propiedad de Panamericana Televisión (Pantel); eventos como el mundial de vóley, en 1982; los dos concierto de Soda Stereo, en 1987 y los cuatro conciertos de Indochina, en 1988, nos pusieron en vitrina ante el mundo y el Coliseo Amauta se ganaría el respeto y el cariño del público. En los años 90 inicia la decadencia - era el segundo abandono.

En el año 2001, Panamericana Televisión, sigue grabando algunos de sus programas. En el 2002 se presentan Los prisioneros, Gianmarco y entre otros artistas para el concierto benéfico "Todos por Amor". Después de algunos años los síntomas de abandono se agravan - era el tercer abandono y la vencida, como dirían muchos - porque después del 2009, el Coliseo Amauta es comprado por una organización religiosa y lo re-rebautizaron en nombre de "Dios" como Centro de Convenciones Agua Vida.

Vetar la música, los libros o destruir (la mejor manera de suprimir la historia), descuidar o no construir centros culturales, es una clara evidencia del poco interés cultural que existe en Perú. Se esta creando una sociedad sin alma, sin revindicar su particularidad y, en su lugar se contribuye a la alineación y aculturación.

Ahora con este cambio de nombre, ya no se podrá ver saltar a los jóvenes frente a sus artistas preferidos, ya no veremos más a los roqueros. Y, como  Le Messie (El Mesías) vendrá algún día, entonces todos deben estar preparados para decir Halleluya (Aleluya). Al menos eso es lo que se estaría escuchando en el Amata y, probablemente ignoran que éstas, son palabras premonitorias de Indochina. ¿No es así, Petit Jésus?

Para terminar. A 25 años del Tour 88 de Indochina, los conciertos quedarán en la memoria las historias y anécdotas que contar por muchos peruanos que vivieron esa época. No hay razón para mirar el pasado con nostalgia, sino el futuro con optimismo. No se olvide que Indochina sigue allí, preparándose para una gira internacional. Lo que se viene será otra historia. ¡Eso te lo aseguro!

Muchas gracias queridos "indolectores", hasta pronto.


Fuentes:
(1) Libro L'Aventure Indochine, Christian English & Frédéric Thibaus, City Editions, 2004, 286 páginas.
(2) Cyclope - L'hymne à l'amour, Bide & Musique.
(3) Libro Indochine, Jean-Eric Perrin, Epa Eds, 2010, 312 páginas.
(4) La Historia de la Monumental Plaza de Toros de Chacra Rios.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.