Crítica : El Black City Parade, la película

Los 14 meses que duró la elaboración del álbum Black City Parade quedó registrada en un documental de aproximadamente 1h50. "No sabemos a dónde vamos, pero vamos a ir", dijo Nicola Sirkis cuando se encontró con las primeras letras y melodías de su doceavo álbum estudio.
El 24 de junio del 2013, salió al venta Black City Parade: La película y, para esa ocasión el grupo dio un mini- concierto sorpresa en la afueras del Grand Rex luego de la proyección de la película.

Después de unos días de ausencia, regreso brevemente para compartir con todos ustedes el resumen y la crítica sobre este documental.

Resumen de la película
 
El documental-película muestra las dudas del futuro de Indochine. "¿Continuamos o no?" se pregunta Nicola Sirkis.

El documental inicia con el texto de Mireille Havet bajo la voz de Valérie Rouzeau, para luego dar paso a toda la génesis del álbum. Durante 14 meses, una o varias cámaras estuvieron detrás del grupo para inmortalizar la concepción de este nuevo integrante de la familia discográfica de Indochine, llamado Black City Parade.

Como en toda concepción, siempre hay una demanda de mucha concentración y energía y, tras 32 años de carrera, las energías de los años decenios pasados no son las mismas, pero hay un deber que cumplir y no hacer "un álbum de más y mediocre", tomando la expresión de Nicola Sirkis, es justificable. Así lo entendieron los miembros del grupo y cada uno contribuyó en la estructuración del disco.
Todo este trabajo inicio en agosto del 2011, cuando Nicola decide poner en marcha sus 15 proyectos que tenía grabado con voz, piano y guitarra. Luego vinieron las melodías que Oli de Sat, también tenía grabado, al juntar las partes  "no sabemos a dónde vamos, pero vamos a ir" dijo Nicola Sirkis.  

Una vez instalados en Normandie (Noroeste de París) para trabajar, al proyecto de Nicola y Oli se fueron sumando las de Boris, Mr. Shoes, Mr. Marco y Matu; cada uno llegaba con sus maquetas. Todo esto en una primera etapa, la segunda seria los viajes que tuvieron que hacer entre Francia, Bélgica y Alemania para las mezclas musicales.

Las melodías como el de Théa Sonata, Wuppertal, Le Messie, etc. son producto de la espontaneidad de los miembros. Cada uno intenta encontrar una melodía ya sea en un pequeño piano para niños o con algún otro instrumento electrónico no profesional.

Es interesante ver que cada miembro tiene su propio universo e independiente, sin entrar en contacto directo con los otros miembros. Ya en la siguiente etapa es compartido entre todos para hacer las correcciones necesarias, pero siempre el que lleva la dirección es el autor de la maqueta.

Una vez realizado las canciones los miembros pasan a elegir en función del gusto principalmente y las que no fueron seleccionadas, son desechadas y sus notas son quemadas. Difícil elección si se tiene varias canciones en la maqueta. En la foto inferior, no crean que Nicola este encomendándose a alguna divinidad o pidiendo perdón a alguien, sino está en plena elección de las canciones.
Es la primera vez que el grupo acepta ser filmado durante la elaboración de su álbum, por lo que es interesante ver todo lo que involucra hacer un álbum.

En otra parte, se aprecia los trabajos de bricolaje, así como también la transformación del estudio de grabación en una sala de concierto - un trabajo gigantesco para los músicos. Pero también existen algunas sorpresas y descubrimientos.

En efecto, los miembros del grupo encontraron instrumentos que nunca antes habían visto. Boris, Mr. Eliard y Oli quedaron maravillados y exploraban como niños la gran variedad de instrumentos que encontraron en el estudio.
Boris lo describe muy bien: " ICP [estudio de grabación belga, ndlr], es un lugar mágico. Es entre un estudio, gimnasio, el museo y la cueva de Ali Baba...Hay baterías, guitarras, amplificadores, pedales de efectos. Hay instrumentos raros...".
Mientras que Oli explora el ambiente lleno de instrumentos, se atreve a tocar a uno de ellos, llegando a torturar a sus oídos por unos segundos.
Después de esto, llega el momento de descifrar las canciones, porque las canciones no son conocidas por todos los miembros.  Allí cada melodía y letra va tomando forma de canción.

Para grabar cada uno escribe sus notas y cuando hay alguna dificultad, allí está la experiencia del gran Mr. Marco, un experto escribiendo las notas, que muchas veces da soporte a los menos favorecidos en la escritura. En cuanto a las melodías, Mr. Shoes se declara de "buena memoria", y que no es gran problema al momento de interpretar las canciones.

Con este documental, ustedes verán como Nicola Sirkis, sutilmente hace que la canción Kill Nico sea incluido en este álbum. También es interesante ver cómo, Nicola Sirkis baraja los posibles nombres del álbum, incluso hace mención a dos de sus álbumes precedentes.

Una vez, ya avanzado el álbum, Nicola viaja a Japón con su sobrina Lou et su hija Théa para darse una breve pausa y, a su regreso se percata que falta algunas "canciones fuertes". Producto de esa visión, se compuso College Boy y Memoria.

Concentración, dudas, presión, pasión, humor, incomodidades, angustia, etc. Todo lo que puede generar un trabajo en equipo, podemos ver en este documental, cuidadosamente realizado para no caer en la frivolidad y al mismo tiempo nos muestra la intimidad del grupo.

El gran descubrimiento de Nicola - Mr. Shoes para el coro. Durante la "convivencia" para hacer este álbum, Nicola escucha por casualidad a Mr. Shoes, mientes éste último cantaba con Boris. ¡Inmediatamente a grabar! Para este álbum, Nicola dice: "he considerado mucho al dúo Boris y Mr. Shoes" para los coros. ¡El debut de Mr. Shoes!
Dejando de lado los estudios de grabación, Nicola se dirige a otro estudio, pero esta vez para firmar, con brindis incluido, las primeros 80 fechas de la próxima gira; bajo la responsabilidad de Live Nation.

Todo esto podemos ver en este documental de un grupo con más de 32 años de carrera, pero a pesar de eso, siempre existe una duda sobre si será bien o mal recibido el álbum. 

Antes de terminar, las críticas a esa película no deben ser eximidas. Ser objetivo es lo que prevalece ante todo, es una evidencia contra el fanatismo (irracionalidad, antes que la razón) debe ser dejado de lado.

Crítica

Para la mayoría de los amantes de Indochine, probablemente este documental fue bien recibido y, para otros quizá no del todo. En cuanto a la creación de la música propiamente dicho, me parece interesante e incluso será muy bien recibido por quienes no conocen a Indochine, ya que muestra más allá de un gusto musical - la concepción de un álbum - no fácil evidentemente.

Desde el punto de vista estético y técnico, para todo interesado en realizar un álbum o que quiera incursionar en la música, este documental puede darle una idea de lo que involucra este trabajo.

En cuanto a la calidad y a la realización, es buena, sobre todo cuando existen las entrevistas a lo largo de toda la película. Interesante escuchar a los miembros del grupo, sobre todo a Matu a quien no es frecuente ver expresarse frente al micro.

A nivel del diseño gráfico, ninguna imagen en este documental, hubiese sido un "plus" ver ese lado. Pero, lo esencial quedo plasmado, la génesis de cómo va tomando forma una canción y un álbum.

Aquí el vídeo del documental (para comprar el DVD: http://ow.ly/nai8Y)
Para terminar, viendo este documental, muchos recién entenderán la profesión de un músico y lo laborioso que es hacer un álbum. Los artistas deben ser apoyados. Al menos si uno es amante o seguidor(a) de un grupo, empecemos por erradicar la piratería, que tanto daño causa a los artistas y conllevan a la prohibición para acceder a futuras producciones de calidad.

¿Usted qué opina del Black City Parade, le film?

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.