Indochine : Pasión, energía y sinceridad en La Cigale

A diferencia de los otros conciertos donde asistí, el de La Cigale fue intenso en todo el sentido vasto del término. Los miembros del grupo, liderado por Nicola Sirkis, demostraron estar en buenas condiciones físicas para mantenerse en escena del rock desde hace 32 años.

El martes 25, el grupo había anunciado un concierto gratuito en La Cigale, inmediatamente la noticia fue reproducida por un gran número de prensa escrita y páginas web de todo género. Un concierto evidentemente sorpresa que no podía dejar de asistir porque coincidía con mi estadía de algunos días en París. Aquí un reporte de esta hermosa experiencia para la memoria, pero, ante todo, gracias a Indochine, Nicola Sirkis y a La Ciagle.

27 de marzo

Dormir en la calle

La Cigale, jueves 27/03/2014
Eran las 18 horas cuando pasé por La Cigale, veo ingresar a mucha gente porque se está desarrollando otra actividad. En la puerta de La Ciagle se observa un pequeño letrero anunciando el concierto previsto de Indochine para el viernes 28 de marzo. A unos metros de la puerta identifico a algunos admiradores de Indochine, solo los observo, porque no tengo tiempo para entablar conversación porque tengo una cita.

Después regresé a La Cigale cerca de las 22h30 y veo saliendo mucha gente, porque la actividad estaba llegando a su término. Allí veo un cumulo de personas, la probabilidad de que están por Indochine es elevada, entonces me acerco para saludarles y para verificar mi hipótesis. En efecto, "venimos para el concierto de mañana" me dice Sandrine, una indoseguidora que llegó a medio día a París proveniente de otra provincia francesa. "Acamparemos toda la noche en el boulevard Rochechouart", me remarca, mientras Yann, el compañero de Sandrine busca el plumón negro para ponerme el número en la mano.

¿Pasar la noche aquí? Motiva el ambiente, pero es imposible para mí. Entonces después de una breve conversación con los primeros de la cola, me despedí y les dije que mañana nos volveremos a ver, mientras seguían llegando más públicos. Estela que acaba de llegar me dice que viene de la Bretagne con su amiga, ellas toman el número 11 y 12 respectivamente. Estela me pregunta de dónde vengo, "vengo del Tahuantinsuyo (en parte el actual Perú)" le respondo. Sorprendido, "y viniste sólo por el concierto de Indochine?", me lanza la pregunta. "Así es, por Indochine crucé el Atlántico y también por otras actividades", le dije a Estela quien tiene en su familia a varias generaciones que les gusta Indochine.

Indoseguidores desde varias décadas

Tanto Sandrine, Yann y Estela me dicen que son indoseguidores desde muchos años y que asistieron a varios conciertos en los años anteriores, incluido a los conciertos del Black City Tour y, algunos de entre ellos toman sus vacaciones cuando el grupo Indochine está de gira me comentan.

La gente mientras salía de La Cigale, al ver a la gente, algunos se acercaban para preguntar por qué o para qué es la cola, casi todos responden al mismo tiempo "para Indochine". Otros solo con ver a la gente decían "es para Indochine, mañana…". El buen ambiente ya se  dejaba sentir con 24 horas de anticipación. Bueno llegó la hora de partir y dejarlos a los chicos para que se instalen para pasar la noche en la calle.  

28 de marzo

“Voy a casi todos sus conciertos”

A las 7 de la mañana hago mi llegada, Arthur esta delante de mí, él me dice que es el numero 115, entonces empezamos a conversar mientras me pone el numero en la mano. "Me tomé foto con Nicola", me dice muy emocionado, mientras me muestra la foto. "No soy un coleccionador de discos de Indochine. Pero sí compro los álbumes", me dice el indoseguidor. "Y, también voy a muchos conciertos cada vez que el grupo sale de gira", continua hablando.
Indoseguidores en el Boulevard Rochechouart
"Y, ¿Tu de dónde vienes?" me pregunta el joven francés. "Bueno yo vengo del Perú", le digo. "Waouuu, Indochine estuvo en los 80 por allá", me comenta el joven. "Lástima que hasta ahora no se deciden para regresar por el problema que tuvieron…", me dice Arthur. "Así es", le digo, "Indochine fue el único grupo que fue en esa época…Desde el 2007 [el concierto de Soda Stereo] fue el relanzamiento y, después visitaron muchos grupos en estos 5 últimos años y aun siguen yendo….", le  informo al joven, citándoles los nombres de algunos grupos que visitaron al Perú. El joven se sorprendió un poco, pero bueno, es normal para quienes no conoces el país de los Incas.

Mientras entrabamos en confianza con nuestras conversaciones, la gente seguía llegando, detrás de nosotros hay 4 lindas adolescentes que solo intercambiamos sonrisas y nos saludamos mientras me dan sus manos para ponerles el número.

Muchos de los que están en la cola, llevan algún objeto o símbolo que hace mención  a alguna etapa de su carrera musical de Indochine. A unos metros de mi, Camille tiene la mochila roja autografiada por Nicola, mientras que su hermana Emilie lleva un chompa estampado al grupo Indochine de los años 80, otros con el ultimo logo del Black City Tour. Un ambiente muy ameno mientras va elevándose la temperatura según va pasando las horas.

Axel, está a  unos metros detrás de mí, pero no es problema para conversar, él me dice: "Desde muy niño asistí a los conciertos de Indochine, mi mamá me llevaba…Cuando era menor, mi mamá me acompañaba a los conciertos, ahora que ya tengo 19 años, yo me las arreglo para ir a la mayoría de los conciertos….", me cuenta el también estudiante de cine y música.

La prensa por todos lados

La emoción está al tope, todos conversan sobre Indochine, la gente que pasa se acercan a la fila de espera para preguntar el motivo de  esta muchedumbre muy temprano en la calle. A algunos se les dice que "es para el concierto de Indochine, de esta noche…", a otros se les agrega "es gratis, sólo hay que hacer la cola…". La gente con signo de sorpresa, abren sus ojos más de lo normal, mientras pronuncias-. “¡Ah, bon!”.

BFMTV entrevistando a los indoseguidores
Todo esto sucedía mientras la prensa escrita (Le Parisien, 20 minutes) y varios canales de la televisión (BFMTV, LCI, i>Télé, France 3) estaban haciendo sus reportes en vivo cada cierto tiempo, También habían fotógrafos profesionales registrando cada movimiento durante el día. En otros conciertos no había visto tanta convocatoria mediática de la prensa para el concierto de Indochine.

La periodista de BFMTV está detrás de mí, de rato en rato hace enlace en directo con el estudio del canal para mostrar el ambiente del boulevard, mientras también muestra su número 140, lo cual indica que estará presente en el concierto, ¿Probablemente para una emisión en directo del concierto?, nadie sabe con exactitud la información.

Buen tiempo y, buena seguridad

Por otro lado, el cómplice de los indoseguidores, es el tiempo. Para la felicidad de todos, hoy no hace frio, sino todo lo contrario un hermoso sol, brilla en cielo parisino. La mañana pasa sin problemas, todo bien organizado, la seguridad de La Cigale, prácticamente casi cada 5 minutos pasan por nuestros lugares por ambos lados de la cola, para evitar algún robo. Nos indican que debemos tener cuidado con nuestras bolsas o mochilas.

Si, en efecto el lugar no me da mucha confianza, a las diez dejé la cola para caminar un poco por el boulevard y, pude constatar un ambiente diferente a otros lugares de París, hay personas libando licor en las bancos del boulevard. Entonces habrá que tomar las precauciones para evitar algún problema.

Camión de la luces y sonido de Indochine
Cerca de las 11 horas, Arthur me indica que el camión que está pasando frente a nosotros, es de la logística de Indochine. Unos minutos más tarde el camión está de regreso en el sentido contrario por la otra vía en dirección a La Cigale, para luego estacionarse frente a la puerta de la sala. Hay que recordar que doce de estos camiones recorrieron durante el Black City Tour sobre las rutas francesas y otros países donde Indochine se presentó.

Una tarde en el Boulevard Rochechouart
Las horas siguen pasando, mientras la fila de espera sigue creciendo, algunos deciden descansar otros leer, otros jugar algún juego, otros revisar sus cursos, etc. Todo pasaba en un clima de tranquilidad.

Ya, llegamos unos minutos después de medio día, el sol esta que quema, ya me estoy imaginando que mañana mi rostro estará de otro color, pero no importa, habrá que soportar todo por Indochine.

Faltando unos 30 minutos para llegar a las 15 horas, alguien nos ordena en función del número que tenemos en la mano y la lista de nuestros nombres que él había registrado en la mañana cuando íbamos llegando. Una buena organización propia de la iniciativa de los indoseguidores.

Los brazaletes y el saludo para Nicola Sirkis

Una vez muy bien ordenados, con total calma, sólo queda esperar que llegue la hora de la entrega de los brazaletes.

El brazalete puesto por el colaborador de Nicola
Exactamente a las 15 horas, dos personas muy cercanas de Nicola e Indochine inician a poner los brazaletes. Lo reconozco a uno de ellos, porque ya lo había visto en varias oportunidades con Nicola. Es él quien me pone el brazalete y mientras lo hace le digo: “Por favor hágale llegar mis saludos a Nicola, vengo desde el Perú”, el me mira y me dice: "Su correspondencia le haré llegar a Nicola, no hay problema…". "¡Muchas gracias....!" le dije; mientras él continua entregando los brazaletes. En ese mismo momento los medios de comunicación seguían haciendo sus trabajos, registrando el evento en videos y/o fotos. Todo el mundo está muy contento porque ya tienen asegurado su ingreso.

Ya con el brazalete, cerca de las 15h50 decido hacer otro pequeño tour por el boulevard y también para buscar alguna bebida, porque el calor me deshidraté un poco y debo “recargarme”, porque para la noche debo estar al 100% con las energías.

En las cámaras de i>Télé

Mientras me retiro de la fila de espera, a unos metros está un periodista de la televisión i>télé, me aproximo a él y, le pregunto que si tenía conocimiento de que Indochine estuvo en Perú en el 88. El periodista que está casi durmiendo por el calor, me dijo:"No". Enseguida le dije que yo vengo de tierra Inca. El periodista dejó de lado su estado de zombi e inmediatamente me dijo: "¿Te hago una entrevista?", mientras ponía rápidamente en marcha rápidamente su cámara y el micrófono. "No hay problema" le dije.

Bueno, respondí a sus preguntas mientras me filmaba. Me preguntó que sentía tener el brazalete y desde cuándo seguía a Indochine. "Es emocionante haber recibido el brazalete y seguro que la noche será único e inolvidable…", es mi respuesta, precisando que a "Indochine lo conozco desde antes que llega a Perú….."

Después de esa breve participación, me despedí del periodista y me fui en busca de la bebida. Regrese después de una hora, muy poca gente está ahora en el boulevard, los pocos que están se ponen a contar anécdotas de toda índole. Ya cerca de las 18 horas, la seguridad de La Cigale, de manera muy organizada nos instalan en la vereda donde está la sala, es decir dejamos la zona central del boulevard. Esta vez nos organizamos en filas de dos, hasta aquí todo está normal o sin problemas.
La diplomacia Inca

Cerca de las 19  horas 20 minutos, de pronto a unos metros delante de mi posición, la fila de dos se había convertido en fila de 5 o 6.  Entonces me acerqué para ver lo que estaba pasando y, escucho una voz tímida de una dama mostrando su disconformidad por la llegada de estos medio salvajes. Es momento de ejercer la diplomacia antes que la guerra, como mis ancestros Incas lo hacían antes de la llegada de los invasores y asesinos para expandir su dominio. Entonces le dije a los de la seguridad que estas personas (los medio salvajes) no deberían estar allí. Entonces el vigilante les pide a estos medio salvajes que se retiren y que hagan la cola en donde les corresponde, es decir mucho más atrás de mí.
A las 19 horas, haciendo la cola

Sin embargo estos medio salvajes se resisten e insisten en permanecer delante de las dos jóvenes que están delante de mí. Y, el vigilante no insistió más, es ahí donde pongo orden. El resto de las personas, que están a mi lado no decían nada. Es cuestión de respeto, los salvajes llegaron muchas horas después y quieren entrar antes que yo. ¡Esto es inaceptable!, que lo hagan con otros, pero con un Inca, eso no sucede. No acepto de ninguna manera la falta de respeto y la injusticia, no me interesa quien es o de dónde vienes, aquí se respeta al menos la hora de llegada y el orden de la cola.

Entonces les dije: "Ustedes llegaron después de mi, así que por favor ustedes deben estar detrás de mí", mientras la gente que está a mi lado sólo atinan escuchar guardando silencio. En efecto se retiran. Yo creí que se habían ido mucho atrás, pero no fue así, sino que se habían puesto delante de las 4 jóvenes que les había mencionado líneas arriba, las pobres no podían defenderse de este gigante salvaje rodeado de varias mujeres.

Otra vez tuve que actuar, porque el vigilante ya había tirado la toalla para ordenar y hacer respetar el orden. "Esto es injusto, ustedes llegaron después, incluso después de ellas [las 4 jóvenes]", les decía, mientras hacia un gesto en señal de tomar su mano de una de las jovencitas para ponerlas detrás de mí, su lugar, tal como habíamos estado durante todo el día, y así fue.
Hasta allí actué, todo con diplomacia y decisión, sin ningún problema. Las otras personas que estaban mucho más atrás de mí espero que hagan hecho lo mismo con estos salvajes e intrusos, yo ya no los vi, porque ya empezamos a ingresar a la sala rápidamente.

Recepción de la invitación para el concierto
En las cámaras de BFMTV
Ingresamos rápidamente, Arthur me había dicho por donde ingresar para estar en un buen lugar, en efecto el entra antes que yo. A toda prisa nos vamos a la izquierda de la fosa, estamos a tres o 4 personas de la barrera, la vista es aceptable. En ese momento cuando nos estábamos posicionando, las cámaras de BFMTV se acercan a Arthur para hacer las preguntas, pero él decide dejar a mí para expresarme. Otra vez respondo a sus preguntas del periodista. ¿Viniste exclusivamente del Perú para este concierto? ¿Durante la espera todo se desarrolló normal? Me pregunto el periodista. "No necesariamente, porque tengo otras actividades, pero no podía dejar pasar esta  oportunidad…", fue mi respuesta a su primera pregunta. "Si, todo estuvo muy bien organizado….", fue mi respuesta a la otra pregunta.

Indochine, Indochine, Indochine…

Al interior de La Cigale, minutos antes del concierto
Una vez ya estando en la sala, sólo queda esperar unos 40 minutos para el inicio del concierto. Por su lado los técnicos están dando los últimos retoques al equipo de sonido, las guitarras se están poniendo en orden y con algunos calibrados sutiles. De rato en rato el público se pone a aplaudir y a corear "Indochine, Indochine, Indochine…", mientras la sala se va llenando rápidamente.

A las 20 horas 45 exactamente inicia el concierto, tal como está mencionado en el billete de la entrada que recibimos cuando ingresamos. La sala está completamente llena, incluido el mezanine. El fondo musical de Trash Men, se deja oír-. ¡Es el inicio de la locura!

Una vez terminado el breve intro, Nicola hace su ingreso con su casaca, sombreo y una bufanda negra, su vestido similar al del Black City Tour 3.

Nicola ultra recargado de energía

Desde el inicio, Nicola Sirkis, el líder del grupo se mostró con mucha energía. Me hace recordar a las imágenes del concierto de 1988 en el Perú. Como al inicio de esta publicación dije, nunca había visto a un Nicola Sirkis en buen estado físico para conquistar a su público y bailar con mucha energía durante las 2 horas que duró el concierto. El pico del éxtasis lo demostró con Miss Paramount. No estoy diciendo que Nicola no pone entusiasmo, energía y compromiso en sus conciertos, sino que esta vez fue mucho más intenso que cualquier otro concierto que pude ver. Sinceramente, Indochine demuestra pasión, energía y sinceridad con su música y su público.
Nicola Sirkis en La Cigale

A lo largo de todo el concierto, todo el público se ponía a disfrutar de este ambiente único y esplendido, todos saltaban, cantaban, gritaban, etc. Arthur a mi lado bailaba como un niño encandilado al ver a sus ídolos en frente. Lo mismo hacia yo, tener a Indochine a unos metros y en una sala muy intima era mágico, maravilloso, genial, esplendido, enorme, encantador, caluroso, orgásmico, inolvidable, extraordinario, fuera de serie  y, cuanto adjetivo cabe para enarbolar y reconocer el éxito de un concierto rockero.

La gente ya estaba en otra dimensión, eufóricos de alegría, más aún, cuando Nicola se confundió entre el público para dar una vuelta a la sala, mientras interpretaba Tes Yeux Noirs. Todas las canciones los ponían a bailar a la gente.

Finalmente, Nicola agradeció al público:"Es un honor tener un público como ustedes, muchas gracias", así como también agradeció a sus técnicos que no habían dormido más que 3 horas para instalar todo, porque la noche anterior habían estado en Douai. Todo el público aplaudía para agradecerle a Nicola y a Indochine por este regalo sorpresa. Antes de interpretar el último tema, Kill Nico, Nicola se despidió, recordándose que la próxima cita es en Stade de France (27 y 28 junio 2014).

Ya, cuando estuve saliendo de la sala para tomar el metro en la estación La Pigalle, un poco afónico y cansado de tanto cantar y bailar, pero muy contento, escuché hablar español a unas mujeres-. «Me gusto mucho, estuvo bueno…. », dice una de ellas; mientras que la otra confirma así : "A mi también…".

Comentario final

En general, la organización fue muy buena, por lo que un agradecimiento a todo el equipo de La Cigale y una vez más, mis infinitas gracias a Indochine, digno de ser el embajador del rock francés y también a Nicola Sirkis por este concierto gratis e inolvidable.

También gracias a Arthur por su apertura a la conversación, así como también a Sandrine, Estela, Axel y a todos los indoseguidores por este día agradable que se pasó  en el boulevard Rochechouart y en La Cigale.

No puedo dejar de agradecer también al equipo de Indochine Perú, al público peruano que nos viene apoyando con la difusión de la actualidad e historia musical de Indochine, a mis lectores de todos lados del mundo.

Setlist
Intro Trash Men
Black City Parade
Traffic Girl
Belfast
Salome
Atomic Sky
Memoria
Little Dolls
Miss Paramount
Wuppertal
Mao Boy
Un Jour Dans Notre Vie
Tes Yeux Noirs
Collège Boy
Alice & June
Black City Club
Kill Nico

Hasta pronto, estimados lectores, espero que el reporte haya sido de su interés y, les haya gustado.

©Indochine Perú

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.