Indochine: "Con '13', queríamos hacer un álbum cautivador e impresionante"

En una entrevista de Indochine en Paris Match belga, publicado el 06 septiembre 2017, el grupo da más detalles de su nuevo álbum 13. Y, gracias al responsable de la redacción del portal ahora lo tenemos en español. Mis infinitas gracias a Paris Match por la tan amable disposición para darnos la autorización para la traducción.

En la emisión Quotidien (08/06/2017), el conductor Yann Barthès lanzó una pequeña bomba: "Indochine, se terminará en el 2021". El grupo tendrá 40 años de carrera, un ovni en la escena francés, y su cantante tendrá 62 años. "Ese fin anunciado es un rumor. Le dije que teníamos un programa hasta 2021, pero lo después veremos. Nuestro objetivo es llegar en 2021".

El álbum "13" está lejos de ser un álbum de rock. El conjunto suena como el álbum lo más musculoso o incluso violento del grupo tanto en las letras como en la música. "No diría violento", dice Nicola Sirkis. "Queríamos hacer este álbum impresionante y cautivante y visto las reacciones, parece que lo hemos logrado. Visto la expectativa irracional del público para este álbum, por lo que era necesario que pusiéramos la barra muy alta para no hacer un álbum demás. Fue un trabajo complicado".

Una poderosa producción

En la producción, encontramos a Mick Guzauski. El hombre trabajó con Daft Punk, Pharrell Williams o Talking Heads. El resultado es trabajado y poderoso. En los textos, Nicola Sirkis se afirma más adulto, incluso más político. Si el amor adulecente [contracción de adulto y de adolescente. NDT], incluso adolescente, sigue siendo un tema recurrente, es un retrato ansioso pero esperanzador de nuestra sociedad que el líder del grupo establece. "Por supuesto que el mundo es caótico. Lo es aún más desde que empezamos a escribir este álbum a finales de 2014. Pero el mundo en el que vivimos no nos desagrada. Lo que algunas personas quieren hacer que nos desagrada este mundo. Pero siempre tratamos de sacar esperanza de nuestros sueños, de nuestros deseos".

Nicola por el lado de las letras y Oli de Sat en la música, encontramos varias colaboraciones como Mickey 3D, el señor J’ai demandé à la lune o Jean-Louis Murat que ya había participado en un álbum de grupo en el pasado con un Singe en Hiver.

Hasta la muerte, para siempre

"Todos mis héroes están muertos" canta Nicola Sirkis en Station 13. Constatación glacial que se refiere a la muerte de David Bowie que guió Indochine en sus inicios. "La muerte de David Bowie me confrontó con el tiempo que pasa. Incluso si escuchaba menos sus últimos álbumes, marcó mi vida. Cuando escribí este texto, acababa de releer 'une saison en enfer' de Arthur Rimbaud. Es de ahí que viene esta canción."

La muerte y el duelo, incluso si el líder del grupo si no responde directamente y nos reenvía a nuestra propia lectura de sus textos, es un tema frecuente en la discografía del grupo. En los textos, el cáncer, el suicidio y la ausencia vuelven como obsesiones durante tres décadas. Y la vida del grupo también está marcada por el duelo cuando el guitarrista y hermana de Nicola, Stéphane, murió en 1999. "Mi hija me hizo descubrir recientemente las películas de Harry Potter. Como él, soy un sobreviviente. En mi vida como en Indochine, tengo varias vidas. Pero no es la muerte la que mora en mis canciones. Es la vida". Esta vida que autoriza al sueño como en Song for a dream: "Esta canción es una lista de todo lo que deseo y de todo lo que ya no deseo. Después de escribir este texto, descubrí a Louise Bourgeois, una artista contemporánea que hizo el mismo trabajo alrededor de sus obsesiones en un texto llamado 'I want to'. Sí, hay que esperar, siempre debemos seguir soñando”.

Un enamorado afligido, romántico, gótico, trágico, pero jamás Indochine había parecido tan político. Trump le Monde y Un été français atacan y apuntan claramente a los que toman las decisiones, las ideas. ¿Con el riesgo de desagradar a algunos seguidores que habrían sucumbido a las sirenas marinas? "Si con una parte del público nos hacemos enemigos es que no se habrá estado a la altura de nuestros combates. Las personas que aman a nuestro grupo saben que abogamos por la tolerancia en todos los niveles, pero tenemos poca tolerancia para los enemigos de la libertad. Cuando vemos estos últimos meses a personalidades que son tan abiertamente homofóbicas, racistas o de mentirosos; queremos hablar de ello. Pero no hay absolutamente ningún miedo a perder una parte del público por eso. De lo contrario, será con honores".

Indochine, el bibliotecario inconsciente de miles de seguidores

La comprensión de las letras de Nicola Sirkis, de sus textos falsamente adolescentes, falsamente fáciles y esta singular frase en el medio musical francés seguirá siendo, para muchos, una cita perdida en la carrera del grupo. Porque Nicola Sirkis siempre ha trufado sus canciones de referencias literarias y artísticas. Nada fue jamás gratis. Todo fue siempre sincero. Henry Darger en este álbum, J.D. Salinger, Arthur Rimbaud, Marguerite Duras en el pasado, muchos seguidores han descubierto a autores gracias a los textos del grupo. Nicola Sirkis se defiende de cualquier enfoque educativo pero lo ve como un intercambio de referencias. "Esa es mi forma de escribir. No es un combate ni una misión. Para crear, necesito aprovechar un espacio cultural que va de la danza contemporánea a la poesía. Después de haber escrito más de 400 canciones, si no quieres dar la vuelta en círculos, tienes que alimentarte en múltiples horizontes. Sin embargo, es extraordinario haber servido como un intermediario a través de mis canciones. No es una necesidad de reconocimiento. Indochine siempre quiso hacer bailar a la gente con los textos menos estúpidos que se podían escuchar en los clubes de los años 80".

La escritura que, para el líder de Indochine, no se limita a las canciones. En 2018, su primera colección de novelas "Mauvaises nouvelles" [Malas noticias. NDT] celebrará sus 20 años. "La oportunidad de escribir finalmente buenas", dice divertido al preguntarle si la escritura también podría volver a la literatura y su pasión por las novelas.

Dejar vivir "13" en el escenario

En 36 años, Indochine a menudo tuvo que lidiar con una prensa de música hostil e incluso agresiva especialmente durante los años 90 cuando el desprecio hacia el grupo estaba de moda. ¿Un doloroso recuerdo que todavía puede desestabilizarlos en vísperas del lanzamiento de un álbum? "No, el desprecio siempre nos ha impulsado o nos ha hecho indiferentes. Pero nunca nos detuvo. Hoy en día, las críticas, están un poco equilibrados, pero en la víspera del lanzamiento estamos un poco más tensos porque es un álbum denso y esperamos que sea bien recibido por el público". Álbum que acompañará al grupo durante la próxima gira que durará dos años. La escena, este milagro permanente donde el grupo siempre ha podido contar con el apoyo de sus seguidores. Un concierto de Indochine es un gran espectáculo, pero sobre todo una comunión que debería alcanzar las cumbres en los próximos meses. "No revelaremos nada, pero será potente. Incluso más potente que el Black City Tour", dice Nicola Sirkis. "Ciertamente será la última gira del grupo en grandes salas como el Palais 12 en Bruselas, donde podemos hacer este proceso creativo. Imaginamos nuestra futura gira como una película, una ópera. Es en el escenario que Indochine existirá en los próximos meses. Será nuestro espacio de libertad donde nuestros sueños irán estallando". Y esta gira tendrá algunas fechas, el 17 (completo) y 18 de marzo de 2018 en Bélgica, país donde la familia Sirkis vivió hasta sus 15 años. "Tengo muy buenos recuerdos y muy malos recuerdos. Los fines de semana en la costa belga en el Mar del Norte, la pensión un mal recuerdo. Era mucho menos complicado antes. La barrera del idioma es más fuerte que antes. Fue divertido entre Flamands y Walloons. Pero el belga es mucho más cálido que el francés".
No hay Miss Paramount para Indochine

A pesar de ese amor por la imagen y por una tal carrera, el cine e Indochine nunca se conocieron. "El cine nos llamó, pero lo rechazamos. Me han propuesto varias veces roles, pero no puedo hacer de actor. Sólo puedo ser yo mismo. Después, es una de las artes que prefiero en la totalidad porque genera la imagen, la calidad de la foto, el juego, la historia. Puede ser que algún día hagamos cine, pero más por el lado de la producción. Podría ser una próxima etapa para Indochine".

Ven, entra, firma conmigo

Con Indochine Records, Indochine apoyará a jóvenes artistas. "Vamos a lanzar una primera compilación de 'rock de filles', de bandas inglesas, estadounidenses y españolas. También vamos a firmar a Requin Chagrin, una joven banda francesa. A menudo hemos ayudado a grupos jóvenes en la primera parte de nuestros conciertos, pero ahora queremos ir más lejos en el apoyo. Seguramente habrá otros más adelante".
Cree en las nuevas generaciones, un credo para Nicola Sirkis que ve a su hija de 15 años alcanzar la edad cuando los adolescentes llenan los conciertos del grupo y se preguntan sobre el mundo. Una generación por la cual ni el padre ni el cantante parecen preocuparse: "Ellos no están desesperados en absoluto. Recibieron los atentados en plena cara durante el concierto de Ariana Grande. En Occidente, ellos viven en un capullo. Están en sus redes sociales. Un día tendrán que salir de esto y tomaran quizás el mundo real en la cara. Pero son muy avispados y mucho más tolerantes que nuestra generación. No tengo gran cosa que decirles excepto que apaguen sus teléfonos móviles de tiempo en tiempo". 

© Vladimir SØREN

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.