Nicola Sirkis mima a sus gatos, a sus seguidores y al diablo

En una entrevista para el portal suizo 24 heures, Nicola Sirkis habla poco de su álbum 13, pero mucho de los aspectos relacionados a la música y a Indochine.
Nicola Sirkis, tan bien instalado en los sofás del Beau Rivage como en el mando de Indochine desde 1981.

"Ese puede ser el número, pero yo estaba muy aprensivo para este disco. Su elaboración fue larga y caótica, nos separamos de dos miembros del grupo a lo largo del camino. Postergué tres veces el ingreso al estudio. Finalmente, me exilié diez días en el Massis Central [es una región ubicada en el centro-sur de Francia. NDT], en Aubrac [una ciudad pequeña de Francia.NDT], para escribir al estilo de los años ochenta, es decir, sin un teléfono móvil o Internet".

¿Es efectivo, el alejarse de todo? 

¡Sí,  pero es deprimente! (Risas) Durante esta estadía, escribí Black Skies, que abre el álbum, y La Vie est belle, el primer single.

Éste celebra el regreso de Mickael Furnon, de Mickey 3D, que te había ofrecido J’ai demandé à la lune, en el 2002. ¿Por qué esperó todo este tiempo?

Mickaël nos envió propuestas para nuestros últimos cuatro discos, pero no encajaba. La magia ya no tenía lugar, era inexplicable.

El éxito de J’ai demandé à la lune, sin duda, estableció un estándar gigantesco...

Está claro. ¿Sabes? Cuando L’Aventurier se convirtió en el número 1 del Top 50, no salté de alegría. Me dije: "Vamos a padecer para el siguiente, porque tendremos que hacer un segundo éxito de este nivel, luego un tercero, etc." El éxito de J’ai demandé à la lune fue incluso más grande de todo lo que habíamos conocido, porque la canción es transgeneracional. Su logro viene del texto y la melodía, y también del hecho de haber hecho cantar a esta pequeña niña. Es un OVNI, incluso hoy en día. Y ella no envejece, al igual que  L’Aventurier. En fin, el sonido de L’Aventurier ha envejecido. La dinámica podría ser mejor, el sonido de los sintetizadores también, y mi forma de cantar es un poco agotada.
¿Te gustaría grabar tus clásicos?

Sí, pero impactaría demasiado a los puristas. Sin embargo, sé que hay canciones de nuestro primer período que suenan mejor en el escenario que en el álbum. L’Aventurier, Trois nuits par semaine, 3e sexe, Canary Bay

La nostalgia de los seguidores se debe precisamente al aspecto "imperfecto" de los sonidos de la época.

Es por eso que yo no lo tocaré. Sólo noto fallas, malas roturas, todo eso. Soy exigente, lo que hizo mi reputación de un jodido (molestoso).

¿Usted pudo hablar de ello con Jean-Louis Murat [autor-compositor-interpretador y actor francés. NDT], que comparte esta reputación y escribió las letras de Karma Girls?

Él me dijo: "Deja de nunca estar seguro de ti, asume tu carácter". ¡Me tranquilizó en un momento en que me acobardaba un poco porque quería al inicio 13 canciones cortas y me encontraba 45 canciones largas!

¿Deberíamos entonces esperar un próximo disque de chutes de studio [canciones que no fueron incluidas en sus respectivos álbumes anteriores. NDT]?

No, lo que no guardé no está destinado a salir. Simplemente vamos a usar un inédito para una exposición de Sophie Calle [artista, fotógrafo, mujer de letras y realizadora francesa. Su trabajo como artista consiste en hacer de su vida, y en particular de los momentos más íntimos, una obra. NDT], alrededor de su gato muerto. Cada pieza será un homenaje, con una música diferente. Michael Stipe de R.E.M. hará algo. El gato se llamaba Souris (ratón en francés). Eso me conmueve.

¿Qué, entonces, los gatos?

No, la gente triste. Ella está realmente marcada por la desaparición de su gato, ella lo puso en un pequeño ataúd.

¿Podemos tener un gato cuando uno es músicos y que está en gira?

Sí, él se llama Bou. Mi hija me la dio hacia 3 años después de la muerte del anterior, Arton. Él nos acompañó para todos lados durante la gira Paradize. Había estado durante la grabación del álbum acostado sobre la consola de mezclado, una vieja lámpara que le calentaba el culo.

Indochine atravesó los momentos difíciles durante los años 90 gracias al apoyo de sus seguidores. ¿Cómo gestionar usted la proximidad novedad, tal vez intrusiva que permiten las redes sociales?

La imposición de los comentarios es el peor de las cosas. Ya no los leo más, ya sea positivo o negativo. Al contrario, me gusta la comunicación directa que permite la red. Pero no es nuevo: en la época del Minitel, ¡fui yo ya quien respondía a las preguntas de los seguidores!

¿En serio?

Pues sí, tuvimos nuestro "36 15 INDO". ¡Por supuesto! Yo me conectaba desde mi casa. Eso cuenta, para durar, la fidelidad. Cuando nuestro último clip hizo 350.000 "vistas" en YouTube, sabemos que estas personas vendrán a llenar las salas de nuestros conciertos. PNL [grupo de rap francés. NDT] con sus 26 millones de visitas, no.

¿Eres un buen cliente para el rap?

Para nada. Musicalmente, yo soy abierto, puedo escuchar a Rihanna, Beyoncé, pero no es mi música. Fui a ver One Direction en concierto porque mi hija de 15 años me llevó la fuerza con ella: Vi a cinco niños con canciones no tan malas, y 50,000 chicas adolescentes llorando. Yo estaba allí en calidad de padre, pero podría haber ido allí solo por curiosidad. Sigo siendo un hijo de David Bowie, Patti Smith, The Clash. En el hip-hop actual, hay cosas, francamente... ¡impresionantes! Pero ahora, el rap se ha vuelto pop. ¡Encontré entrevistas en la década de 1990 en las que di seis meses de vida al rap! (Risa)

¿Crees que Indochine se ha convertido en una institución como Johnny Hallyday? ¿Un fenómeno más allá de las modas, y por lo tanto menos división, más consensuado?

Siempre hay gente que está muy feliz de odiarnos porque eso da buenos resultados. ¿Menos división? Tal vez nuestra longevidad exige más respeto. Dicho esto, permanecemos menos consensuales que Johnny, que saca provecho de todas partes. Nosotros no apuntamos hacia al popular, jugamos menos el juego, no tenemos que vender nuestra alma al diablo, se la damos a él. De hecho, nos volvimos más intransigentes con la edad. A la edad de 20 años, aceptamos todo. Sesiones de fotos estúpidos, programas de televisión a las 20h30. Fue agradable traer rock en espectáculos de variedades. Allí estaba The Cure y nosotros.

¿Cómo ve usted llegar a los sesenta años?

No muy bien, por supuesto. Tuve a mis hijos muy tarde, espero verlos envejecer. Tengo la suerte de que nunca me han gustado mucho las drogas o el alcohol. Yo tendría que durar un poco.

Indochine estará en concierto el 26 de abril en la Arena de Ginebra.

© Vladimir SØREN.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.