Nicola Sirkis: "Soy libre, eso es lo genial"

El colectivo Indochine Perú agradece mucho al semanario Coopération por la autorización para traducir al español y publicar la entrevista realizada a Nicola Sirkis.  Coopération, el semanario más leído en Suiza, publicó la entrevista el 17 de agosto 2020.

‘A los 61 años, el cantante de Indochine ha resistido muchas cosas: la muerte de su hermano gemelo, la salida de todos sus músicos originales, un período de vacas flacas y duras críticas. Continuando con su ruta, Nicola Sirkis hizo de Indochine el grupo francés más grande, adorado por seguidores de todas las edades’ escribe el semanario. Y para celebrar a lo grande los 40 años del grupo, ‘en el programa de las festividades, la canción inédita recientemente lanzada Nos Célébrations, un Single Collection (2001-2021), disponible el 28 de agosto, luego, el 27 de noviembre, el segundo volumen que cubre el período de 1981 a 2001. El próximo año los grandiosos conciertos. Sin embargo, cuando lo conoces, Nicola Sirkis no hace de estrella, él es simple y accesible´, agrega Coopération. A continuación, la entrevista completa.

¿Siente usted una especie de vértigo celebrando los 40 años de Indochine?

No, pero tal vez el vértigo esté en todo lo que hemos hecho y vivido. Es totalmente irracional para un músico y un grupo de rock tener una carrera de 40 años, no somos muchos los que estamos viviendo. Es bastante curioso que esto caiga sobre nosotros cuando, desde los primeros días de Indochine, muchos decían que no íbamos a durar.


Usted a veces piensas: ¿"Es increíble, soy yo quien creó este grupo"?

Soy consciente de ello, pero no me digo a mí mismo cuando me despierto por la mañana. Tengo otras preocupaciones además de mí mismo, tengo que gestionar los temas frecuentes del negocio. Pero tal vez debería pensar más en mí. Es Indochine todo el tiempo, a veces tengo que aprender a apagar mi teléfono.

¿Qué hace que la banda dure desde hace mucho tiempo? ¿Es la voluntad, la ambición?

Tienes que ser voluntarioso y creer en ello. La sinceridad y la espontaneidad también son importantes. No puedes engañar al público. Recientemente se realizó una encuesta sobre los artistas musicales franceses más populares. Para mi sorpresa, Indochine quedó en segundo lugar, después de Jean-Jacques Goldman y por delante de Francis Cabrel. Somos los tres los más discretos del panorama musical francés...

De hecho, se sabe poco sobre su vida privada.

Prefiero ser púdico, aunque a veces publico en las redes sociales fotos de mis hijos. La desvergüenza hoy en día es mostrarse en todas partes todo el tiempo. Durante el confinamiento, muchos artistas se presentaron en las redes sociales. Personalmente, no quiero entretener a la gente cuando hay cientos de muertes todos los días por Covid-19.

¿Es un esfuerzo diario para mantener al grupo a este nivel?

Sí, es incluso un esfuerzo de hora a hora cuando estamos de gira, soy un poco el Director de Recursos Humanos.

¿Hay cosas que cambiarías en estos 40 años?

En general no.

¿Cuáles son tus mejores recuerdos?

Son muchos, muchas veces ligados al escenario: los conciertos en estadios, o los que dimos en Lima y Hanoi. En Suiza, en particular, el Paléo Festival.

¿Los momentos menos buenos?

La desaparición de mi hermano [Stéphane Sirkis, guitarrista de Indochine, falleció en 1999. NDT], algunas discusiones, tensiones con los sellos discográficos. Pero, como digo en la canción Nos Célébrations [Nuestras Celebraciones. NDT], sólo hay que conservar lo bello.


¿Tienes miedo del paso del tiempo?

Eso me marea, por supuesto, la vida es cruel. Me gustaría ser intemporal, no ver a mis hijos crecer o irse, preferiría tener 30 años para vivir muchas décadas más. Pero miro más hacia el futuro, el pasado no es una preocupación para mí.

¿Eres bastante zen?

No es fácil, pero lo intento. Hago yoga y meditación de vez en cuando. El deporte también me ayuda a aliviar las presiones, que son numerosas.

¿Haces mucho deporte?

Al menos una hora o una hora y media todos los días. El año pasado corrí de incógnito el Maratón de Ginebra.

¿Eres la misma persona que hace 40 años?

No. Me he vuelto más sereno y mucho más maduro. He aprendido más cosas en 40 años que en una decena de vidas: sobre varios oficios, sobre el ser humano, en particular. Siempre aprendo. Y tengo el poder de decir no gracias a nuestro público.

¿Indochine no envejece? usted siempre tienes éxito y no cambias mucho físicamente.

El año pasado, celebré mis 60 años en el escenario, el próximo año será los 40 años del grupo. Hay algo mágico en lo que hacemos. Tenemos una increíble suerte de vivir lo que estamos viviendo. Mick Jagger dijo una vez que rockear es seguir siendo un eterno adolescente. No se equivoca, solo hay que no abusar de lo que es bueno, porque es muy malo. No disfruto beber alcohol ni de fumar, disfruto practicando deporte.

¿Eres un eterno adolescente?

No siento nostalgia por mi infancia ni de mi adolescencia. Que me quedé un poco adolescente, sí, solo hay que mirarme. Por el momento, no me encuentro ridículo, me siento en mi lugar.

¿Tiene un estado de ánimo joven?

No lo sé, pero soy libre, eso es lo genial. Si vivimos nuestra pasión, nos sentimos mejor, no estamos amargados. Tengo una vida de ensueño.

Entonces, ¿eres feliz?

No.

¡¿No?!

No me gusta ser feliz porque creo que la felicidad es indecente hoy. No soy feliz todo el tiempo, aunque hay momentos de gracia. Pero soy consciente de ser un privilegiado, que ya es un signo de felicidad. Tengo la suerte de haber tenido éxito con mis hijos y de vivir mi pasión.

¿Cómo equilibra su vida privada y su ajetreado trabajo?

Intento estar disponible para mis hijos, de verlos con la mayor frecuencia posible. Pero es complicado, porque mi disponibilidad es periódica. Mis hijos están orgullosos de mí, creo. Cuando estuve en Paléo, hace dos años, todos ellos habían venido, estaban en el borde del escenario, los veía detrás de mí cuando cantaba, fue super hermoso. Lamento no estar más presente. Pero, al menos, ellos ven a un papá que prospera en su trabajo, yo no me lamento mientras bebo cerveza por la noche.

¿Te gustaría seguir con Indochine durante mucho tiempo, como The Rolling Stones?

Si Dios nos da la vida, ¡es una eventualidad que no debe ser rechazada!

Cuando empezó, ¿cómo veía el futuro de Indochine?

Después de nuestro primer concierto en 1981, ni siquiera habría pensado en tener una carrera de 40 años. No pensamos en eso en absoluto. Estábamos más en el próximo concierto, en el próximo proyecto. Estábamos inconscientes. Tenías que estarlo para empezar en una banda de rock sin estar seguro de que iba a funcionar.

¿Qué habrías hecho si no hubiera funcionado?

¡Me gustaría saberlo! Tenía pasión por la fotografía y la escritura, ¿eso me hubiera hecho vivir? ¿Podría haberme equivocado? No sé. No éramos de familias adineradas que podían arreglarlo todo, pero nunca nos impidieron hacer cualquier cosa.

¿Había músicos en sus familias?

No, en absoluto. Nos entrenamos en el trabajo, fuimos completamente autodidactas, la música punk nos mostró que no debíamos ser privilegiados y haber tomado clases de piano o de solfeo para estar en un grupo, que podíamos tomar una guitarra y lanzarnos.

¿Existe un jefe en una banda de rock?

Grupos como Depeche Mode, The Cure o U2 han tenido la inteligencia para entender que se necesitaba un líder, otros no, incluido Téléphone [grupo de rock francés que nació antes de Indochine que sólo duró muy poco. NDT], y eso es una pena. Estoy con los mismos músicos desde hace 25 años, eso significa que ellos también tienen esta inteligencia. Como todos los demás, a veces uno de nosotros está cansado y dice tonterías. Nos reunimos durante la gira, pero ya no nos vamos juntos de vacaciones, ya no estamos juntos a diario, lo que nos permite vivir otras cosas, con nuestra familia. Un grupo siempre es complicado. Encontrarse en el escenario es lo más magnífico.


Algunas de tus canciones tratan sobre temas que afectan a los jóvenes, como la homofobia o el acoso escolar. ¿Esto ayuda a asegurar que las nuevas generaciones te sigan?

Son temas que me conmovieron, de los que quería hablar. El hecho de que fuéramos los primeros en abordar sin duda jugó un papel, pero no fue calculado ni una operación de marketing. Todos los días, los jóvenes me dicen que pueden ir a la escuela con la cabeza en alto gracias a College Boy. Otras canciones, como 3e sexe, han ayudado a la gente, también tengo testimonios diarios. Nada es más conmovedor para mí.

¿La inspiración te llega fácilmente?

Es difícil hacer álbumes, hay presión, tenemos que estar a la altura. Es complicado reinventarse, por eso cultivarse es sumamente importante. Todas mis pasiones de las que hablé hace un rato me permiten nutrirme y escribir.

¿Indochine es un poco como uno de sus hijos?

No. A un niño, si le pasa algo malo, nos conmueve el corazón. Siempre lucharé para que Indochine exista, pero si Indochine no está bien, no es muy grave. Ya hemos salido de esto.

¡Indochine, es un grupo sorprendente desde todos los puntos de vista!

Lo que es genial, es que no estamos demasiado fuera de esto. Con cada álbum, pasa algo nuevo, siempre sorprendemos. ¿Lo haremos después? No lo sé. Es una vida permanentemente en lo alto, pero también hay gente que no nos quiere, o de la que nos cansamos. Lo importante es no exagerar el concierto o el álbum. Siempre tengo eso en mente. Tal vez gracias a la energía que pongo, escapamos a eso.

© Vladimir SØREN.

Aucun commentaire

Fourni par Blogger.