Conciertos históricos y excepcionales de Indochine (27-28 junio 2014 - Estadio de Francia)

Hace algunos días, Indochine realizó dos conciertos apoteósicos en el Estadio de Francia para poner fin a su exitosa gira Black City Tour. En ese sentido hoy quiero compartir un breve relato de algunas observaciones que pude hacer durante el 27 y 28 de junio en París.

Los días previos

El diario Le Figaro, publicó el día miércoles un artículo donde se daba a conocer que desde el martes 24 de junio ya estaban los seguidores de Indochine en los exteriores del Stade de France.  Suele suceder, pero lo más importante es que todos respetan el orden de llegada, eso es muy importante resaltar de los indoseguidores.

El inoxidable Indochine en el Stade de France 
Una vez ya estando entre los primeros en la fila, entre mis manos siempre trato de tener algún libro, revista, diario, etc. para entretenerme. En efecto, mientras me dirigía hacia el metro, al ingreso tomé el diario Direct Matin,  un diario de distribución gratuita en París. Mientras iba ojeando el pequeño diario, en la sección de cultura, el titulo me robo una sonrisa-. El inoxidable Indochine en el Stade de France. La new wave azul blanco rojo esta vivo.  Eso es lo que quiere mostrar el grupo Indochine llenando este fin de semana dos Stade de France (1), luego de una gira por Francia, Bélgica, Canadá.

Al llegar al Estadio, veo a unos metros de una de las puertas a los indoseguidores que pasaron la noche allí, a unos metros atrás de ellos, veo a un chico puesta sobre su espalda la bandera del Perú. Me acerco y le digo: “Hola peruano”, él un poco sorprendido responde a mi saludo. Soy el reportero de Indochine Perú le digo y muy contento posó para las cámaras. Luego de unas palabras que intercambiamos brevemente, me dice que estuvo en el concierto que Indochine dio en el Perú en 1988.

Después de una breve discusión, le dije un hasta luego y que tenga un buen concierto. Continúe mi camino hacia la puerta que me correspondía, porque tenía que encontrarme con otro peruano.

Una vez llegado a la puerta, me acerque a alguien que tiene el corte de Nicola, pero de cabellera de color diferente, un poco castaño claro. Luego de unas cuantas palabras que le dije, él me dice que viene de Lille (Norte de Francia) y que su nombre es Samuel. Le digo que entre todos los seguidores de Indochine, los del norte de Francia son mucho más energéticos que el resto del territorio francés, él confirma lo que vengo de decir. Samuel me dice que conoce a Indochine después del Alice & June Tour.  Por mi parte le digo que yo vengo desde el Tahuantinsuyo (actualmente, Perú ocupa un pequeño espacio), especial por Indochine y que conocí la canción del grupo en 1987, algo que a él le pareció interesante y me prestó atención a lo que le decía. Otra vez tenía que continuar mi camino, así que le dije que tenga un excelente concierto esta noche, tengo que ir a tomar mi lugar que me corresponde en la fila de espera.

A unos metros de allí está el fin de la fila, tomé mi lugar cerca de las 09 horas de la mañana. Delante de mi esta un jovencito que según su apariencia física, no pasa los 20 años de edad, él también tiene el corte de Nicola e incluso lleva puesto los zapatos muy similares al líder del grupo, él me dice que viene de una región centro de la Francia y, que hace 5 años que conoció al grupo en un festival.  Desde allí se volvió un seguidor incondicional de Indochine. Mientras espero al otro peruano, yo seguía conversando con el jovencito que hoy no fue a trabajar porque era imposible dejar de asistir a estos dos conciertos de Indochine. También me dice que hace una semana vio el DVD de Hanoi del grupo y, que le gusto mucho.

Mientras, iba llegando el público, y la fila cada vez se iba haciendo más larga, a unos metros de allí, se van instalando los centros de venta de los productos derivados de Indochine (excepto los discos). Mientras voy observando el flujo de personas, llega el peruano. Él me dice que conoce las canciones de Indochine, pero nunca fue a su concierto. Esta noche será su primera vez y seguro que será especial e inolvidable esta experiencia, porque está en el corazón de Francia, en la ciudad del amor, París.

Toda la mañana, la espera se desarrolló con total normalidad. Todo el público está en constante movimiento, unos van a  comprar algo que comer o beber, otros siguen llegando, casi todos con algún polo, tatuaje, pulseras, mochilas, bolsas de mano, aretes, etc.; todo alusivos a Indochine. La gran mayoría con polos negros, pero también los polos del Wax Tour, Peril June, Meteor Tour, Black City Tour, etc., nunca antes había visto toda una gran variedad de polos.
La espera del concierto, 27/06/2014
Un público intergeneracional

Después de unas horas, el peruano me dice que está completamente sorprendido por la cantidad de personas y sobre todo al ver a un público de todas las edades (15, 20, 30, 40, 50, 60 años), así como también al ver a unos niños (menores de 7 años) junto a sus padres o abuelos pintados la cara unos,  con sus polos de Indochine otros. Es una verdadera familia intergeneracional  que lo convierte en Universo Indochine muy especial estas horas previas al concierto. 

Así, observando y conversando, sigue pasando las horas. El brillo de sus cabellos bajo el efecto del sol sobre la joven dama que está detrás de mí, es hermoso, entonces me acerco para iniciar una conversación. Ella muy simpática me dice que viene de La Bretaña, “allí donde  casi todo el tiempo cae la lluvia”, le dije, mientras confirma lo anunciado entre risas. A diferencia de los otros chicos con quienes conversé, ella es mucho más moderada, no lleva tatuajes ni nada de esas rarezas sobre el cuerpo.  Suficiente con los cabellos de oro para hacer la diferencia entre muchos. Ella simplemente disfruta de los conciertos y de la música, es así como es Marion que hoy vino en compañía de otra joven mujer y un joven varón.

La espera para el concierto del sábado 28/06/2014

Unas horas más tarde, a unos metros de mi, observo a tres jovencitas que están muy ocupadas, me gustaría saber que están tramando estas jóvenes. Mi curiosidad tenia que ser satisfecha, así que me me puse a caminar hacia ellas. Una de de las jóvenes estaba pintando de color rojo la cruz del album Paradize que tiene diseñado sobre su bolsa, la otra sostiene entre sus manos una especie de pequeña tabla con algunas hojas que tienen algunos números y, la tercera no tiene alguna ocupación en especial. Me presento, ellas muy acogedoras me recibieron muy bien, me daba la sensación que los conocía de hace mucho tiempo, ellas se sintieron en confianza conmigo a tal punto que me prestaron su vaso para llevar a otro lado de la fila para enseñarle a mi amigo. ¡Gracias chicas!

Y, cuando regrese le pregunté qué estaban haciendo ustedes aquí todas misteriosas, activas y media excitadas. "Voy a llorar esta noche aquí, afuera del estadio cuando escuche a Indochine", me dice una de ellas. ¿Por qué? le dije. "Porque las tres no asistiremos hoy al concierto, sino mañana (Sábado 28 junio 2014). Justamente los números de esta hoja, son los primeros que llegaron para ingresar por esta misma puerta y aquí pasaremos la noche", me dice la muy simpática joven que tiene el cabello pintado de rojo. Bueno les dije que mañana tendrán que disfrutar a lo máximo el concierto. Y, antes de despedirme les pedí tomar una foto con la bandera del Perú. Entusiasmadas en cuestión de segundos ya estaban listas. ¡Enorme las tres chicas!

Hora de ingreso

A casi 20 minutos para que se abran las puertas, todos nos ordenamos en fila sin problemas. Delante de mí, hay una pareja, aprovecho para decirle algo y no entiende, entonces me dice que viene de México. Me dice que su nombre es Cintia y no viene directo de la Ciudad de México, sino de Inglaterra, donde vive hace varios años. Ella también es primeriza, hoy vera por primera vez en París a Indochine, gracias a su “amigo” Pierre y, para bromearle le digo “¿Pierre le Grand?”, porque es un gigante a mi lado. Todos los que escucharon se pusieron reír de lo que vengo de decir.

Bueno son las 18 horas, se abre la puerta y yo preparo mi entrada para pasar por el escáner y, de allí a correr para poder estar lo más próximo posible al grupo. Pero los de la seguridad estaban allí para decirte a todo momento “no corran, por favor, no corran”, pero yo como un niñito de 6 años con su mochilita en la espalda corrí como un chasqui  por todas la gradas y, cuando llegué al césped (pero, ¿Qué césped? Si todo está cubierto con placas de cemento) tuve que ir despacio porque sino el peruano que me seguía se iba a perder entre la multitud. Resultado a unos 5 metros del escenario,  no tan cerca, pero bueno, habrá que disfrutar desde este lugar el concierto.

Mientras estamos allí, el peruano ya estaba hablando a una joven mujer. Ella también venia del Perú. Mientras esperamos unos 50 minutos para ver al trío francés de Toybloid (grupo fundado el 2007, donde Lou, hija de Stéphane Sirkis es la voz principal),  algunos se sentaron para guardar las energías para más tarde, otros estaban tomando fotos, otros filmando, otros fumando. Bueno cada quien buscaba como entretenerse los minutos previos a Indochine.

Toybloïd

A las 19 horas, Toybloïd hace su aparición, todo el mundo lo aplaude. Un sonido rockero y las energías de Lou, como que hacen mover un poco a la gente. Todos  (o casi) gritan, cada vez que termina una canción o al inicio de una nueva, pero nadie entiende que es lo que está diciendo Lou a parte de sus gritos. El grupo de chicos que está a mi lado entre ellos se miran y gesticulan como haciéndose mil preguntas sin respuesta. Evidentemente, el punk rock de Lou, no siempre va ser apreciado por los indoseguidores.

Toybloid, 27/06/2014
El grupo Toybloïd es muy promocionado por Indochine desde hace mas de 5 años y, hasta ahora no tienen ningún álbum estudio (recién en el 2013 sacaron apenas el “From Scratch” un EP de 4 canciones). Es frecuentemente invitado para hacer la primera parte en sus conciertos de Indochine. A pesar de todo el poder de Indochine. Toybloïd no logra hacerse un espacio en el escenario musical francés por sus propios medios, más aun en el extranjero a pesar de que ellos cantan exclusivamente en ingles.  Lo que hay que reconocerles a las dos chicas del grupo que están en primer plano en el escenario y al pobre hombre (Pierre) que lo tienen escondido entre las baterías, es su madurez en escena, saben interactuar con el público, gracias a la carisma y gritos incomprensibles de Lou y, a la risueña guitarrista Madeleine. Durante sus 30 minutos, el grupo llego a aburrir a más de uno, pero también hizo mover a otros, como dije anteriormente. En general, una presentación pasable en el Stade de France, pero tiene que mejorar mucho y sobre todo escribir nuevas canciones.

Trust

A las 19h50 hace su aparición Trust (cuidado, no confundir con el grupo del hard rock francés de los años 80), con su rock electro pop sintético. El público, casi en su gran mayoría terminó por sentarse otra vez, porque francamente los aburrió. Miraba a mi derecha, a mi izquierda, gira 180 grados, no lo podía cree, la gente estaba como si acabaran de levantarse de la cama un lunes por la mañana.

En lugar de Trust, se hubiese invitado a otro grupo joven que canta al menos en francés. Trust no está a la altura para hacer vivir un espectáculo en un Estadio, más aun si se ignora que hay mucha gente delante de ellos y no se hace participar del evento. No lanzaron ni una palabra directamente para interactuar con público durante sus casi 30 minutos de ruidos y de sus movimientos raros. Apenas dijeron gracias y sin ganas.

Durante la presentación de Trust, 27/06/2014
Sinceramente este grupo no sincronizo con el público, al menos con aquellos que querían escuchar un poco de rock, que por su puesto eran la gran mayoría. Y, cuando terminó sus ruidos de Trust, más de uno dijo: “Al fin, se siente bien sin ese ruido”.  Creo que Les Inrockuptibles tenían mucha razón al decir: “Trust, el electro sexy para zombis de las pistas de baile”, no solo eso, sino también dijo que “la voz de Robert puede irritar” (2). Tanto así fue, que el peruano dijo: “Quiero ir al baño”. Yo le dije vaya, pero regresas lo más rápido posible, porque ya falta unos minutos para que inicie el espectáculo de Indochine. El peruano se fue y nunca regreso, ¿Qué paso? Al final del concierto me encontré y me dijo que cuando quiso regresar, "la gente estaba sentado y otros se habían acostado en el piso, impidiéndome pasar, así que tuve que ver a Indochine desde el otro lado, cerca de la tributa baja”.

Regresando al dúo en mención. Hago la pregunta, ¿Por qué Indochine invitó a Trust?  Ya tengo elementos de respuesta, pero lo dejaré para otra oportunidad para una crítica mucho más exhaustiva, por ahora mi intención es relatar los acontecimientos de los dos conciertos de Indochine.

Cerca de las 20 horas 30 minutos, la gente empezó a entrar en ambiente, creando olas humanas en todo el Estadio. La gente empezaba a recuperarse de los efectos no tan buenos de Toybloid y Trust gritando a viva voz: “Indochine, Indochine, Indochine…” mientras se acompañaba con los sonidos de las palmas de las manos. Genial escuchar ese apoyo en todo el Estadio.

Los miembros de Indochine a lo Benjamín Button

A las 21 horas, ya se sonaban los alientos del público. Unos minutos después en la pantalla gigante del centro del escenario se proyectan a cada miembro de Indochine con uno años más de lo que hoy tienen, sobre todo causo mucha risa al ver caminando a Mr. Shoes muy anciano con su balón de oxigene en una de sus manos y, según iba pasando los segundos, se iban haciendo jóvenes, una digna simulación al mismo estilo de la película L'Etrange histoire de Benjamin Button.

¿Dónde están?

A diferencia de todos o casi, la gran mayoría de las veces el grupo hacia su presentación por la parte posterior del escenario, pero esta vez fue todo una sorpresa para el público, porque el grupo hizo su ingreso desde el otro extremo del escenario y su avance fue proyectado sobre la pantalla gigante, mientras todos de preguntaban "¿Dónde están? ¿Por donde están saliendo?" Unos miraban a la derecha, otros a la izquierda, nadie daba con exactitud la ubicación del grupo hasta que subieron a la plataforma instalados en el centro del Estadio. El grupo tuvo que recorrer todo el estadio (literalmente de arco a arco) para instalarse en el escenario, llenándose de los saludos del público. Al parecer el gusto de Nicola de hacerse tocar con miles de dedos excitados de la gente, ahora quiso compartir con el resto del grupo.

El inicio con Electrastar

A diferencia de las giras que Indochine realiza, en la gran mayor parte de ellas, su primer tema a interpretar suele ser alguna canción del álbum en promoción. Sin embargo esta vez fue completamente diferente al empezar con Electrastar (Álbum Paradize, 2002). Un tema muy bien recibido casi unánime.

Christine Boutin

Antes de interpretar College Boy, Indochine proyectó la foto de Christine Boutin (política francesa que milita contra el « matrimonio para todos ») con el audio de los propósitos de ella: “Dos hombres adoptan un niño, imagínese que uno de ellos abusa del niño. ¡Ellos están mal de la cabeza! Bah si ellos tienen necesidad de tocar. ¡Esta gente debe ser encerrados de por vida!” Y, la reacción de todo el público fue: “Huéeeeeeeeeeeeeeeeeeee”, acompañado de silbidos de desaprobación.

La decoración sin precedente en la historia de Indochine

Desde el inicio, el público se llevo sorpresas hasta el final, ya verán por  qué lo digo, basta con leer hasta el final de esta publicación. Una muy buena decoración del Estadio de Francia, que lo trasformó en una atmósfera intima entre el público y el grupo. Todo funcionó prácticamente a la misma frecuencia entre sonido, luces y las reacciones del público. Empezando por los dos lanzafuegos instalados a cada lado de la pantalla gigante de la parte centro, transmitiendo el calor a todo el Estadio. Los confites multicolores acompañaron a Belfast. Las 8 muñecas inflables simulando a las chicas que controlan el transito en Corea del Norte, permanecieron durante todo el concierto instalados en dos filas.
Las muñecas de Traffic Girl, 27/06/2014

Después de casi una hora de concierto, la iluminación cambio de azul a rojo, sobre todo cuando se interpretó Le fond de l’air est rouge, con imágenes proyectadas de los estudiantes de Quebec que protestaron contra el incremento del costo de las inscripciones a las universidades.
 
Una decoración sombría y reluciente, digna de un grupo de 33 años que regala un espectáculo de primer nivel a precio muy democrático o accesible a la gran mayoría. Esta decoración es sin precedente en la historia de sus conciertos de Indochine.

Alice  Renavand

Otro gran acierto de Nicola y de todos lo que colaboraron para este concierto, fue la presencia de Alice Renavand quien con sus movimientos elegantes dejo sorprendido a todo el público. La danza de Renavand acompañaba a la canción Wuppertal, un homenaje a Pina Busch.  Alice Renavand, ya había grabado un video la misma danza que fue proyectado durante el Black City Tour de Indochine. En el 2013 Renavand fue nominada como la "danseuse étoile" (titulo supremo a un arista de la danza) del ballet de la Opera de París. Esta vez teníamos a la vista una hermosa e interesante coreografía teatral a ritmo de rock, nunca antes visto. Un acierto incuestionable para Indochine.

Hexagone de Renaud

Una canción que Nicola Sirkis, interpretó para el álbum La Bande à Renaud, fue Hexagone, una canción francamente que tiene un especial mensaje en este contexto de la sociedad francesa, donde las tensiones en la sociedad francesa se va haciendo más fuerte cada día. Un breve extracto de esta canción Nicola lo interpretó en el Estadio de Francia, rindiéndole un homenaje a Renaud, quien también estuvo presente entre el público espectador.

Agradecimiento al público intergeneracional

Ya casi faltando una media hora para terminar el concierto, Nicola agradeció claramente a su público de diferentes edades que le vienen siguiendo: “Ustedes que nos sigues desde treinta, veinte, diez, cinco años o desde ayer, gracias” lanzo desde el medio del Estadio.

"Gracias Perú"

También agradeció a los franceses, citándoles por nombres de varias ciudades. Luego de una breve pausa, como para tomar un poco de aire fresco, Nicola Sirkis dijo: “Gracias Perú”, en referencia a la presencia de peruanos en el Estadio que cada vez sigue creciendo en número.

Prohibido traicionar a los seguidores

En pleno concierto, Nicola dijo: “Hay gente de nos sigue desde el inicio y, no interpretar esta canción [L’assault], seria traicionarlos”. Todo el público aplaudió y se pusieron a cantar y bailar, aunque esta canción no fue interpretada en su versión original, pero bueno al menos tuvo consideración y respeto a su público incondicional.

La lluvia durante el concierto del sábado 28

Al exterior del Stade de Fance, 28/06/2014
El sábado, cuando eran casi las 15 horas empezó a caer la lluvia y cerca de las 16h30 fue muy intenso, todo el público tuvo que ponerse alguna prenda o paraguas para protegerse, pero también hubo otros osados que no se pusieron mínimamente sobre algún techo, como yo lo hice. Los pobres terminaron como si hubiesen jugado a los carnavales, completamente mojados.

Hollysiz

Una vez en el interior del Estadio, el grupo Toybloid otra vez se presento por unos 30 minutos, luego le continuó Hollysiz, bajo el liderazgo de Cécile Cassel, ella sí que hizo bailar, cantar, saltar a toda la gente. Hollysiz con su buen rock calentó el ambiente lluvioso. Cassel si que supo manejar el ambiente y se llevo merecidos aplausos por su fuerza en los bailes. Definitivamente Hollysiz es un grupo joven, pero con grandes expectativas para ocupar un lugar en la esfera local e internacional. 

Indochine

Durante L'Aventurier, 28/06/2014
Llego la hora indicada para ver a Indochine por última vez en este Estadio y, la lluvia continuo moderadamente hasta el fin del concierto, como si ella hubiese estado programada para hacer parte de la decoración. Hizo especial esta ambiente, esta vez sí se vio a un Nicola en mejor estado que el día anterior. Y, cuando terminó la canción L’Aventurier, la lluvia cesó de caer, pero ya todos estuvimos mojados pero felices de haber disfrutado estos dos enormes conciertos.

Nicola saluda a la bandera del Perú

El sábado 28 de junio, cuando Nicola Sirkis recorre hacia la parte izquierda del escenario, me ve sostener en lo alto y con las dos manos la bandera del Perú, el líder de Indochine se detiene unos segundos para saludar a la bandera y levantar el dedo pulgar en señal de aprobación y respeto al publico peruano. Un hermoso gesto de parte del rockero francés que lo tendré grabado en la memoria.

Al interior del Stade de France, 28/06/2014
¿Cuántos asistieron en total al Stade de France?

Lo que la mayoría de medio reportan que el día viernes 27 de junio, asistieron en total 60 000 personas. Si embargo en cuanto al total de asistentes entre el 27 y 28 de junio, algunos reportan 100 000, otros 130 000 y hasta 170 000 espectadores dicen algunos.  Si logro recibir la información exacta, actualizaré las cifras.

Observaciones adicionales sobre el concierto del viernes 27 de junio

Lo afirmado líneas arriba, son largamente verificables. Sin embargo, siendo un poco mas rigoroso en mi observación, creo que hay algunas cosas a tener en cuenta para un futuro concierto dejando de lado lo emocional.

Primero, los dos grupos (Toybloid y Trust) habían dejado a un público en estado de somnolencia, casi desmotivado, no porque gastaron energía, sino porque no sincronizaron del todo con la gente. Entonces Indochine, llega con un Electrastar poco energético, pero despertó  un poco a la gente. Después continuo con Traffic Girl, Belfast, Alice & June, Kissing My Song, Atomic Sky y Memoria. Todas estas canciones no fueron capaces de elevar la furia energética de la gente, más aun con Memoria que no tiene el poder de un rock, sino mas parece una balada que da vueltas y vueltas sin un claro fin. Sinceramente estas canciones, en lo personal, le falto poner fuerza y energía por parte de Nicola. También  debo decir que ahora ya se puede notar el paso de los años, Nicola no estuvo en su mejor nivel o memento en estas dos noches, sobre todo el del viernes 27. No estuvo al nivel para hacer bailar a la gente como en ateriores ocasiones, como si lo estuvo en el concierto del 26 de junio del 2010 e, incluso en la pequeña sala de La Cigale en marzo de este año.

Segundo,  la animación con fuegos artificiales en el techo del estadio, que combinaban perfectamente con la introducción de la canción L’Aventurier,  fue un hermoso detalle del espectáculo para disfrutarlo intensamente. Sin embargo,  a unos minutos de haber comenzado la canción y, cuando la gente estaba en su clímax disfrutando de esta energética canción y de todo el ambiente que se creó en todo el Estadio; de pronto interrumpieron las pelotas medianas que cuando te caigan en el cuerpo a parte de  cambiar de color, te golpeaban, allí se acabo la magia.

La gente dejo de bailar para dar protegerse, porque más de uno se puso a golpear las pelotas y de ahí era muy fácil que te cayera un golpe tanto de alguna mano, codo, brazo o del mismo balón. Y, cuando terminó la canción y Nicola se despedía, todo el mundo quedo sorprendido. “¿Qué? ¿Se acabo? ¿La canción lo tocaron incompleta?” se preguntaban muchos, sobre todo los que estuvieron en la fosa. Evidentemente esas pelotas sí que distrajo mucho a la gente. Un desacierto. Por otro lado el día sábado estas pelotas solo se vieron unos cuantos, pasando desapercibido esta vez.

Tercero, no muy perceptible para la mayoría, pero si existió. Es en referencia al sonido, por partes la voz de Nicola no se escuchaba del todo bien. En ocasiones los instrumentos eclipsaban la voz del cantante, sobre todo al final del concierto. Aun que el concierto del sábado 28, el sonido fue mucho mejor, pero lejos de igualar al del 2010.

Cuarto, en cuanto a las canciones interpretadas, entre el 27 y 28 no hubo gran cambio (ver al final las dos listas de canciones). Creo que hacer dos conciertos seguidos y repetir las canciones, también es un punto que no favorece del todo a Indochine, teniendo en cuenta que ya tiene 12 álbumes estudio de donde sacar o elegir las canciones. ¿En un futuro se atreverán hacer dos conciertos seguidos? Seguro que sí, pero en una sala pequeña, porque será un poco difícil en un Estadio al menos a mediano plazo.

Pero, bueno, estas observaciones es para que el grupo tenga en cuenta, solo así podrán corregir los errores. Por mi parte no siempre diré lo positivo, sino también lo contrario. El ser objetivo en lo posible, hace que no me parcialice con la gran mayoría de la gente que no pudieron percibir estas pequeñas falencias. Sin embargo estos detalles, quedan minimizados por todo el esfuerzo, preparación que le puso Indochine y su equipo durante meses antes del concierto.

Sorpresas de inicio a fin es lo que vivió el público de un concierto que permanecerá en la memoria de todos lo que estuvieron allí.

¿Usted también estuvo en el concierto? No dude en dejar vuestras impresiones. En lo que me concierne, seguiré compartiendo 100% Indochine.

La lista de canciones del 27 y 28 junio 2014.

Fuentes:
(1) Direct Matin, viernes 27/06/2014.
(2) Les Inrocks, url: http://www.lesinrocks.com/musique/critique-album/trust-lelectro-sexy-pour-zombies-des-dancefloors/

© Vladimir SØREN.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.